La Convención radical en duda

1 de abril, 2019

La esperada cena de la tregua entre la UCR y el PRO

La probabilidad de que se realice la Convención radical, que es el organismo encargado de definir la política de alianzas del partido y redactar la plataforma electoral, es mínima. El motivo, es que ningún sector interno parece demasiado interesado en su realización.

 

Los que tienen posiciones más críticas sobre la pertenencia a Cambiemos o al menos al lugar que ocupan en la coalición no tienen una única posición. Para algunos, hay que permanecer en Cambiemos pero competir con un candidato propio en las primarias por la candidatura presidenciales. Mientras que otros, directamente, plantean irse de la alianza. Pero además de carecer de una posición común, ese sector, integrado por reconocidas figuras pero que hoy tienen poco peso interno, es claramente minoritario dentro del radicalismo y por lo tanto no tienen incentivos para que se haga una Convención en la cual su visión saldría derrotada.

 

Sus cuestionamientos no sólo tienen que ver con la baja participación que se le otorga a la UCR sino con la orientación general del Gobierno y que se intensificaron a la luz de los malos resultados en el terreno económico.

 

El sector mayoritario, que incluye a casi todos los legisladores del partido, sus intendentes y candidatos a las gobernaciones, aun con muchas quejas y reclamando más espacio, quiere la continuidad en Cambiemos. Pero aunque impondría su criterio, tampoco tiene interés en que se haga una Convención que inevitablemente se transformará en un escenario propicio para los discursos contra Macri, el Gobierno y que hagan referencia al maltrato que sufren los radicales dentro de Cambiemos.

 

Todo indica que las autoridades partidarias terminarán ratificando lo resuelto en la Convención de 2017. La UCR seguirá en Cambiemos, no habrá primaria presidencial y existirá una libertad de acción de hecho para que cada distrito ajuste su estrategia electoral a las necesidades locales.

 

En ese contexto, puede haber expresiones individuales de apoyo a candidatos d otros partidos – concretamente a Roberto Lavagna si decide ser candidato- pero no habrá ningún sector interno relevante o con responsabilidades institucionales que asuma esa posición.

 

RelatedPost

Dejá un comentario