Hay demanda de “lavagnismo”

8 de abril, 2019

Lavagna

Probablemente, Roberto Lavagna no será candidato presidencial porque el escenario de polarización lo aleja de la posibilidad de entrar en la segunda vuelta y hasta ahora no se conoció ninguna encuesta que muestre, ni de cerca, lo contrario. Al no pertenecer a un partido ni tener un proyecto político a futuro, su propuesta se agota en esta elección y por lo tanto no tiene sentido que compita si no está en condiciones de ganar.

 

Su agenda en los últimos años no era la de una persona que estuviese pensando, siquiera remotamente, en presentarse como candidato a algún cargo. Nadie hablaba de Lavagna en el inicio de la temporada electoral 2019.

 

Pero el fracaso económico del gobierno y la falta de consolidación de un candidato que exprese a los que no quieren que siga Macri ni que vuelva Cristina, crearon las condiciones para que figuras muy disímiles como Eduardo Duhalde, Luis Barrionuevo y Miguel Lifschitz lo propusiesen como candidato presidencial.

 

Y casi de inmediato, todos los análisis sobre los posibles escenarios electorales empezaron a incluirlo.Eso demuestra que existe un segmento del electorado que está muy preocupado por la falta de propuestas para movilizar la economía, que no quiere que se exacerbe la grieta con discursos confrontativos y que es partidario de que se busquen acuerdos entre distintos sectores.

 

Frente a elecciones que pueden ser muy reñidas, quien pretenda construir una coalición mayoritaria también deberá tener en cuenta las demandas de estos sectores. Hay un espacio para un mensaje de tipo lavagnista aunque no sea Lavagna quien finalmente lo corporice.

RelatedPost

Dejá un comentario