¿Financiamiento, estás ahí?

29 de abril, 2019

pesos financiamiento

Por Ruth Remesnitzky Consultora Lazos Comerciales

 

¡Que semanita! Dólar, inflación, tasas, riesgo país, el cuento sin fin…

 

La confianza, según el diccionario es la “seguridad o esperanza de que una persona o grupo de ellas actuarán de manera correcta en una determinada situación”. Es decir, la seguridad que tenemos de que una persona no nos fallará, en el momento en que hemos puestos nuestras expectativas en ella.

 

Hace más de un año que nuestro país vive una parálisis económica y financiera, y todos esperamos una solución de fondo, no un “atémoslo con alambre”. Las pymes y las empresas del agro ya no tienen resto, ni hablar del consumidor final que día tras día tiene que seguir adelante con su vida con mayores costos para sobrevivir.

 

Ayer un cliente me comentaba: “Todos sabemos que es un año electoral, y uno escucha diversas opiniones, pero me encantaría escuchar propuestas concretas de solución reales, prácticas y de aplicación inmediata para las pymes de nuestro país, y yo a ese lo voto. Creo que ya estamos cansados como sociedad de tantos años de maquillaje y actuación, esta es la vida real, no una serie de Netflix”.

 

Realmente cuesta motivar a una empresa a creer que se puede construir un país mejor, mientras los que nos lideran cada día demuestran todo lo contrario (más allá del partido político al que pertenezca).

 

Pero yendo al mercado financiero, algunos creíamos ilusamente que en marzo o abril saldría alguna línea para pymes, pero viendo la realidad…lamentablemente no hay dinero para prestar al motor de la economía que son, precisamente, las pymes.

 

La semana pasada algunas tasas de referencia fueron las siguientes.

 

  • Descubierto: 70%-80%.

 

  • Descuento de cheques de pago diferido: 52%-65% acorde al plazo y con SGR se puede conseguir entre el 42-48% (más la comisión de la SGR, que ronda 3%-4% y otro 1,5% para agente de Bolsa y Caja de Valores).

 

  • Préstamos en pesos: para microemprendedores queda algo en 43%-55% (en banco público, eso sí, armándose de paciencia en el otorgamiento y acreditación) y para pymes, entre 60% – 70%.

 

  • Préstamos en dólares: entre 6% y 10% para exportación o actividades que cobren en dólares.

 

  • Tarjetas rurales: 55%-64% y se espera una suba, teniendo en cuenta que convenios a tasa cero ya no se vislumbran después de abril, quedando solamente descuentos con algunas empresas proveedoras.

 

Algunos agropecuarios me preguntan, ¿dónde quedaron las tasas de ExpoAgro, que ofrecían tasas en pesos de 25% a 36 meses o 30% a 60 meses, tasas cero y descuentos en convenios con tarjetas rurales para compra de insumos e inversiones menores a diversos plazos, además de tasas en dólares entre 1%-2% (36 y 60 meses respectivamente)?

 

Los clientes productores que se prepararon pudieron aprovechar esas líneas financieras para seguir invirtiendo, que ya son Historia… en esta cruel realidad.

 

Entonces, constatamos nuevamente que los que planifican, se capacitan, y hacen los deberes con antelación (por más que el futuro no siempre sea como uno lo proyecta), tienen la suerte de poder captar las oportunidades financieras y comerciales cuando llegan, reduciendo costos, incrementando la rentabilidad y posicionándose delante de sus competidores

 

Sabiendo que el contexto no está en su poder de influencia, se ocupan siendo proactivos (en vez de preocuparse con una actitud reactiva), y es por ello que definen la suerte como la suma de la preparación y oportunidad.

 

Hay una gran diferencia entre “vamos a ver si funciona” y “vamos a hacer que funcione”.

 

En tiempos de crisis “unos lloran” y otros “venden pañuelos”.

 

Dejá un comentario