El PRO y la UCR buscan bajar las tensiones

8 de abril, 2019

En las últimas semanas, la situación interna de Cambiemos se modificó por completo. La cantidad y profundidad de las reuniones entre funcionarios del Gobierno, figuras relevantes del PRO  y dirigentes radicales creció notablemente.

 

Varios factores contribuyeron para que así sea. El más relevante de todos es la caída de la imagen del presidente Mauricio Macri que está llevando a un escenario de elección reñida. En ese contexto, Cambiemos no puede darse el lujo de enfrentar la campaña con ruidos internos porque un sector del radicalismo se siente maltratado. Por otra parte, el triunfo del radicalismo en la interna de La Pampa y la cantidad de candidatos a gobernadores de ese origen, fortalecieron la autoestima partidaria e impulsaron la búsqueda de un mayor protagonismo en la coalición oficialista.

 

A 120 días para las primarias, el Gobierno necesita controlar los ruidos internos: las sugerencias para proponer alternativas económicas y la cuestión del vicepresidente

 

Para fortalecer la posición de los sectores del radicalismo más identificados con Cambiemos frente a los más críticos, desde la Casa Rosada aceptan discutir la cuestión de la vicepresidencia. Algo impensado tiempo atrás cuando sólo se hablaba de Gabriela Michetti, Carolina Stanley y Patricia Bullrich. El tema no está cerrado pero se abrió una puerta y es difícil que ahora se cierre sin crear malestar entre los radicales.

 

De las múltiples reuniones, los referentes del PRO le sugirieron a los de la UCR que sugieren propuestas en el terreno económico. Se trata más un gesto que una iniciativa que pueda concretarse.  En esta etapa, los cambios en la economía son difíciles de instrumentar. Hay un programa con el FMI firmado del cual no hay margen para apartarse y faltan 120 días para las primarias y, por lo tanto, no es una etapa adecuada para pensar en acuerdos que comprometan a distintos sectores. A lo sumo, el Gobierno puede aspirar a que la inflación se desacelere un poco antes de las elecciones y que la recesión no se profundice. No se puede esperar mucho desde la economía. Puede sí, haber algunas políticas sociales que permiten ciertas mejoras entre los sectores más castigados de la población. Desde la política pueden venir mejores noticias si los resultados de las elecciones provinciales y las encuestas muestren que Macri tiene posibilidades de ganar a pesar del deterioro económico. Y un mayor acercamiento con los radicales pueden ayudar en ese sentido.

 

***

Voces críticas

 

Los dirigentes más incómodos con el Gobierno de Cambiemos continuaron ayer con sus críticas. Por caso, el dirigente radical Ricardo Alfonsín vaticinó que en el caso de que el presidente Mauricio Macri perdiera las próximas elecciones y no hubiera un segundo mandato entonces la alianza de la UCR con el PRO en Cambiemos “no seguiría”. “No son las ideas las que nos unen”, sostuvo el exdiputado nacional en una entrevista con FM Millenium. En tanto, el vicepresidente del Comité Nacional de la UCR, Federico Storani, consideró en Radio 10 que “el deterioro de la figura de Mauricio Macri es muy fuerte”. “No me arrepiento de haber hecho la alianza con Cambiemos. Fue un enorme servicio de parte del radicalismo, pero a partir de allí nuestra idea fue que se conformara una verdadera coalición y no un instrumento electoral”, resaltó Storani.

 

RelatedPost

Dejá un comentario