El PRO acepta poner en discusión el vice con la UCR

3 de abril, 2019

Luego de una semana signada por la tensión interna con los socios del radicalismo, el Gobierno nacional con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, a la cabeza del operativo convocó a los popes de la UCR a la Casa Rosada a una reunión para el próximo lunes.

 

Entre los convocados se encuentran el titular de la UCR Nacional y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, el gobernador de Jujuy Gerardo Morales y el mandatario correntino Gustavo Valdés. Según trascendió, el encuentro buscará descomprimir la relación tirante con los socios de la alianza Cambiemos en medio de un contexto económico adverso y con el deterioro de la intención de voto de Mauricio Macri.

 

Si bien circuló la información de que al radicalismo le sería ofrecida la vicepresidencia, desde el entorno de Cornejo desmintieron ayer que haya habido conversaciones en ese sentido.

 

Según pudo averiguar El Economista, desde el PRO no habrá ofrecimientos formales aunque aceptaría negociar la cuestión en caso de que fuese planteada formalmente por el radicalismo (varios de sus dirigentes lo hicieron de manera informal ante referentes del PRO). “No nos sobra nada” reconocen en la Casa Rosada y admiten que tiempo atrás, cuando la imagen del Gobierno era otra, no hubiesen admitido discutir el nombre del vicepresidente. Todavía no hay definido pero una vez abierta la puerta para una mayor integración de la UCR, es difícil que se cierre. La presencia de Macri no fue confirmada, aunque podría pasar a saludar.

 

El partido centenario todavía tiene por delante la convocatoria a la Convención Nacional, el órgano que determina la política de alianzas y que todavía no tiene fecha. Su propio titular, Jorge Sappia, puso en duda la convocatoria durante el fin de semana, si bien ayer circuló un documento firmado por “miembros de la Mesa Directiva” contradiciendo los dichos del titular de la Convención: “Mientras siga manteniendo el cargo que tiene, el Sr. Sappia debe desistir de avanzar en sentido contrario a lo que decide el partido”, sostiene el comunicado. Los partidarios de ratificar la pertenencia en Cambiemos, que son mayoría, son lo que más alientan que se realice la Convención.

 

Lanzado a su reelección, Macri debe atender diversos frentes internos, no solo con el radicalismo, sino también mostrándose activo con sus dos principales socios políticos: la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta.

 

En los últimos días Macri se mostró dos veces con la gobernadora, primero en el retiro de Chapadmalal y después en Junín, inaugurando obras, una escena que se repetirá a lo largo de la campaña.

 

El próximo lunes estarán presentes en Casa de Gobierno Vidal, Larreta y el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio.

 

Más allá de algunas voces de peso disidentes dentro del radicalismo, los sectores de la UCR con responsabilidades de gobierno se muestran alineados con la Casa Rosada. La semana pasada, el radicalismo bonaerense conducido por Daniel Salvador, salió a bancar la alianza con un comunicado.

RelatedPost

Dejá un comentario