El más perjudicado con la irrupción de Lavagna

3 de abril, 2019

El congreso partidario del Frente Renovador sirvió como excusa para que el exdiputado acentúe sus críticas hacia la gestión de Cambiemos. Los acuerdos posibles

Por Néstor Leone

 

Sergio Massa intenta no perder terreno, no quedar (más) relegado. Ayer presentó sus “diez compromisos para Argentina”, con una puesta en escena de campaña. Como si ya fuese candidato. Y a partir de hoy intensificará sus recorridas. La irrupción de Roberto Lavagna en la escena nacional, con pretensiones pero sin definiciones, lo puso en apuros. El economista disputa el mismo perfil de electores y compite por la misma base de apoyos sociales y políticos. Sin que Massa pueda mostrar diferencial a su favor.

 

Lavagna disputa el mismo perfil de electores y la misma base de apoyos. Sin que Massa pueda mostrar diferencial a su favor.

 

Desde su triunfo en las elecciones legislativas de 2013, cuando derrotó al kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires, el itinerario político del líder del Frente Renovador fue zigzagueante. Hizo una buena elección presidencial dos años más tarde, pero no pudo retener votos ni dirigentes aliados. La impronta acuerdista, en los albores de la gestión de Cambiemos, le permitió al Gobierno construir la mayoría parlamentaria que no tenía. Sin embargo, no le sirvió para ganar peso político. Cuando la distancia con Casa Rosada resultó inevitable intentó explorar un camino más crítico, conservando niveles de visibilidad, pero sin que le redituara en términos de acumulación política. El kirchnerismo ya había ocupado ese espacio discursivo.

 

En el nuevo mapa nacional, la tercera posición o la avenida del medio (más allá de Cambiemos y del kirchnerismo) parece más concurrida en términos de dirigentes con pretensiones. Aunque esto no tenga correlato en intención de votos. Las encuestas, de alguna manera, describen esta situación. Existe un porcentaje importante del electorado que permanece contrariado y no define sus preferencias entre los dos principales polos de la política nacional, pero esto no quiere decir necesariamente que una candidatura alternativa, diferente a la del presidente Mauricio Macri o de Cristina Kirchner, pueda recoger esas voluntades.

 

El “círculo rojo” no parece mirar al líder del Frente Renovador con perspectivas de triunfo como para apostar por él.

 

En ese contexto, las dificultades de Massa son varias y en diversos sentidos. Por un lado, no tiene gobernadores que le respondan (el chubutense Mariano Arcioni es el más cercano, pero intenta hacer equilibrio para lograr su reelección), perdió la mayoría de los intendentes que le respondían (incluso el jefe comunal de Tigre, su distrito, Julio Zamora tomó prudente distancia) y se le fracturó el bloque de diputados nacionales (no tiene senadores), ya disminuido por la última renovación parlamentaria, con la partida de un puñado de legisladores que formaron luego Red por Argentina. Por el otro, resultan más escasos los recursos materiales y simbólicos propios para emprender una candidatura de este tipo. El “círculo rojo”, los sectores del establishment disconformes, el empresariado descontento no parece mirar al líder del Frente Renovador con perspectivas de triunfo como para apostar decididamente por él.

 

La irrupción de Lavagna, como se dijo, completa ese cuadro. Dirigentes de los que esperaba que pudiesen respaldar su candidatura, ya hicieron gestos en favor del economista. Mientras que los sondeos de opinión muestran que el exministro hinca el diente entre sus potenciales votantes más que en ningún otro espacio: ni pone en juego el núcleo duro de Cambiemos, ni le quita adhesión a Cristina. La negativa de Lavagna a participar en primarias (las de Alternativa Federal, o de un frente más amplio) genera incógnitas respecto de su decisión final y resguarda para Massa márgenes variables de expectativas, pero no le asegura posibilidades extras. Como el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, Massa busca su lugar en la grilla de partida. Con visibilidad intacta. Pero con chance menguada.

RelatedPost

Dejá un comentario