El Gobierno anuncia hoy su programa de precios

17 de abril, 2019

Gobierno Dujovne Sica Stanley

“Acuerdo de precios”. No control, ni congelamiento. Así va a presentar hoy el Gobierno su programa para frenar la inflación, el día después de que el índice de precios alcanzara el 4,7%, e intentar ofrecer certezas en un año electoral en el que las certezas, precisamente, parecen un bien escaso. El “acuerdo de precios” es una herramienta heterodoxa que la Casa Rosada había esquivado y caracterizado siempre de manera negativa.

 

Ese acuerdo de precios incluiría un número indeterminado todavía de productos de la canasta básica, acordado con empresarios del sector y formadores de precios. A eso se le sumaría una serie de créditos y descuentos para beneficiarios de la Anses, algunos beneficios para pequeñas y medianas empresas (el segmento más perjudicado por la crisis) y un “aplanamiento” de las tarifas para que no sigan golpeando de manera creciente en el poder adquisitivo de los salarios. Los anuncios, según trascendió, tendrían un apartado ligado a penalizar y regular la competencia desleal en el comercio. A eso se le suma la decisión de corregir la banda de no intervención del tipo de cambio fijada hoy entre 39,75 y 51,45 pesos y extenderla hasta fin de año.

 

El “acuerdo de precios” es una herramienta que la Rosada había esquivado y caracterizado siempre de manera negativa.

 

La presentación estará a cargo de los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, de Producción y Trabajo, Dante Sica, y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y se realizará a partir de las 11.30 en la Casa Rosada, luego de una reunión de Gabinete en la que participará el presidente Mauricio Macri y el jefe de Gabinete Marcos Peña. Se prevé que los periodistas acreditados puedan realizar preguntas sobre algunas particularidades de las medidas.

 

En el paquete de medidas venía trabajando hace un tiempo el ministro Sica, sin que tuviese hasta aquí margen político para su implementación. El reclamo de sectores del radicalismo y la inquietud de los gobernadores del oficialismo le dieron más fuerza. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, en ese sentido, era el menos propenso a darle cabida. Es más, en la presentación de su informe de gestión en Diputados, el miércoles pasado, había evitado hablar de “congelamiento” y cualquiera de sus variantes. “El control de precios es una herramienta fracasada en la historia, en ningún lugar del mundo se usa”, señaló el funcionario, negando una medida de ese tipo.

 

A esa ola de preocupaciones se habían subido también dos dirigentes territoriales clave de la estrategia nacional de Cambiemos: el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora María Eugenia Vidal. Ambos advirtieron de distintas maneras su preocupación por la marcha de la economía y también por la fuerte crisis de expectativas que esta conlleva, dificultad mayor en un año electoral. Los focus groups del consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, según parecen, vinieron a confirmar la preocupación.

 

Desde el empresariado, en tanto, crecen las dudas. Por caso, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, consideró que “esto no es un plan económico, son medidas de transición” cuyo objetivo es “que ayude al acceso al alimento que es el bien que se quiere proteger”. “Todo esto sirve de paliativo temporariamente mientras se logran las metas concretas de estabilidad macroeconómica; políticas que el país debe tener”, afirmó el dirigente empresarial a FM Futurock.

 

RelatedPost

Dejá un comentario