El BCRA se suma a Precios Cuidados y busca congelar dólar hasta Navidad

17 de abril, 2019

El Comité de Política Monetaria (Copom) del BCRA decidió congelar (parece que está de moda) las bandas cambiarias hasta fin de 2019, que hasta ayer se actualizaban a una tasa de 1,75% mensual y cuyo techo hubiera llegado a fin de año a $59,6. Ahora, el nuevo techo es $51,448.

 

“El dato de inflación de marzo fue muy elevado”, dijo el Copom en su argumentación, y agregó: “En vista de esto, y aun cuando el Copom entiende que los principales factores detrás de la suba de la tasa de inflación de los primeros meses del año están quedando atrás, considera necesario reforzar el proceso de desinflación futura”. Es decir, controlar el dólar: la mejor ancla para la inflación en el corto plazo.

 

“A partir de abril deberíamos ver un descenso en la tasa de inflación, aunque no a los niveles que nos gustaría”, dijo Sandleris

 

Por eso, el brazo ejecutor del BCRA decidió, dicho estilizadamente, reducir la tasa de actualización de los límites de la zona de no intervención hasta 0% para lo que resta del año. “Es decir, los límites inferior y superior se mantendrán constantes en $39,755 y $51,448, respectivamente, hasta el 31 de diciembre de 2019”, dijo la entidad que preside Guido Sandleris en un comunicado.

 

Los detalles

 

“Adicionalmente, si el tipo de cambio se ubicara por debajo de la zona de no intervención, el BCRA no realizará compras de dólares hasta el 30 de junio próximo. De esa forma, (la entidad) prioriza su objetivo desinflacionario y no aumentará la base monetaria aun cuando el comportamiento del mercado cambiario sugiera un incremento de la demanda por pesos”, explicó.

 

“Asimismo, el BCRA mantiene su regla de intervención para el trimestre si el tipo de cambio se ubicara por encima de la zona de no intervención. En ese caso, y con el objetivo de maximizar el impacto sobre la liquidez, se realizarán licitaciones de hasta US$ 150 millones diarios, el máximo contemplado en el esquema monetario, y la meta de base monetaria se reducirá con dichas ventas”, explicaron. ¿Subirán ese monto en el tercer trimestre?

 

“Hay una brecha importante entre la tasa de Leliq y la que reciben los depositanes: queda mucho por hacer”, agregó

 

Las resoluciones mencionadas en este comunicado fueron adoptadas con la aprobación unánime de los miembros del Copom. El mismo está integrado por el presidente, Guido Sandleris; el vicepresidente, Gustavo Cañonero; la vicepresidenta segunda, Verónica Rappoport; Enrique Szewach, director designado por el Directorio y Mauro Alessandro, subgerente general de Investigaciones Económicas.

 

Sin aire para correr

 

Un rato antes, en la presentación del IPOM, cuando realizó los anuncios, Sandleris dijo que buena parte de la dolarización que cabría esperar en un año electoral ya se dolarizó el año pasado. Por ejemplo, los tenedores de activos en pesos no residentes se dolarizaron y se fueron en 2018. La dolarización del año pasado representó el 12% de los activos en pesos. Si se tiene en cuenta la dolarización que ya ocurrió, una cifra equivalente para el resto de 2019 sería aproximadamente US$ 7.000 millones, pero el Tesoro venderá en lo que resta del año US$ 9.600 millones. Es decir, la oferta en los próximos ocho meses será mayor a esa demanda potencial.

 

A su vez, los hogares ya dolarizaron: a comienzos de 2018 aproximadamente 83% de los activos de los hogares ya estaban en dólares. Hoy ese número es 93%. Ese 7% restante no se puede convertir todo a dólares porque hay una demanda transaccional de pesos. La demanda potencial de dólares que pueden tener los bancos está acotada porque el BCRA los reguló. Entre las empresas y no residentes, una parte muy importante de la dolarización de cartera ya ocurrió. En especial los no residentes que tenían Lebac ya se dolarizaron. Si miramos las tenencias de activos en pesos a corto plazo, con vencimiento dentro del año calendario, en 2018 fueron $20.000 millones. Esa cifra hoy es $5.000 millones.

 

Visiones

 

“El BCRA dejó otra vez un mensaje confuso en relación al funcionamiento del esquema monetario, aunque su accionar volvió a reforzar nuestra percepción respecto de que el tipo de cambio es el único objetivo de política para 2019”, dijeron desde SBS.

 

Por su parte, desde Balanz dijeron: “Consideramos que los inversores recibirán los anuncios con positividad: la inflación y la falta de herramientas para contener la volatilidad durante el camino a la elección son las principales preocupaciones entre ellos. Estas medidas atacan ambos frentes y aseguran un BCRA más ‘hawkish’ en los próximos tres meses y proveen poder de intervención hacia las elecciones”.

 

 

A su vez, los hogares ya dolarizaron: a comienzos de 2018 aproximadamente 83% de los activos de los hogares ya estaban en dólares. Hoy ese número es 93%. Ese 7% restante no se puede convertir todo a dólares porque hay una demanda transaccional de pesos. La demanda potencial de dólares que pueden tener los bancos está acotada porque el BCRA los reguló.

 

“Por los años de inestabilidad nominal, Argentina funciona como una economía bimonetaria en varios aspectos”, mencionó

 

Entre las empresas y no residentes, una parte muy importante de la dolarización de cartera ya ocurrió. En especial los no residentes que tenían Lebac ya se dolarizaron. Si miramos las tenencias de activos en pesos a corto plazo, con vencimiento dentro del año calendario, en 2018 fueron $ 20.000 millones. Esa cifra hoy es $5.000 millones.

 

Visiones

 

“El BCRA dejó otra vez un mensaje confuso en relación al funcionamiento del esquema monetario, aunque su accionar volvió a reforzar nuestra percepción respecto de que el tipo de cambio es el único objetivo de política para 2019”, dijeron desde SBS.

 

Por su parte, desde Balanz dijeron: “Consideramos que los inversores recibirán los anuncios con positividad: la inflación y la falta de herramientas para contener la volatilidad durante el camino a la elección son las principales preocupaciones entre ellos. Estas medidas atacan ambos frentes y aseguran un BCRA más ‘hawkish’ en los próximos tres meses y proveen poder de intervención hacia las elecciones”.

 

***

Apoyo del FMI

 

“Los últimos datos de inflación muestran que romper con la inercia inflacionaria sigue siendo un desafío difícil para las autoridades argentinas. Su esquema de política monetaria actual está diseñado adecuadamente para enfrentar este desafío. Recibimos de manera positiva los cambios en los parámetros del esquema anunciado hoy”, comentó Gerry Rice, vocero del FMI, en un tuit. “Junto con la reciente decisión de extender el crecimiento monetario de base cero a noviembre, estos cambios deberían ayudar a anclar las expectativas de inflación. Confiamos en que los esfuerzos continuos en esta dirección ayudarán a reducir la inflación en los próximos meses”, agregó.

 

 

 

Dejá un comentario