EE.UU. aumentó su estimación para la cosecha argentina

9 de abril, 2019

maiz-agro campo cosecha argentina máquina

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) elevó hoy su proyección de la actual cosecha argentina de maíz en un millón de toneladas hasta las 47 millones, cifra casi 50% superior a la anterior.

 

De concretarse esta estimación, la campaña maicera argentina sería 47% superior a la obtenida en el ciclo 2017/18, cuando se produjeron 32 millones de toneladas.

 

Este cálculo se ubicó un millón de toneladas por encima de lo previsto en su último informe sobre estimaciones agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), entidad que previó una producción de 46 millones de toneladas.

 

Asimismo, incrementó el saldo exportable de maíz argentino en 500.000 toneladas hasta las 30,5 millones de toneladas.

 

Por otro lado, la proyección de trilla de soja en Argentina se mantuvo sin cambios con respecto a las previsiones de marzo en 55 millones de toneladas, con un saldo exportable de 6,3 millones.

 

Las previsiones respecto a Brasil también presentaron incrementos, tanto en las producciones de soja como de maíz.

 

El USDA elevó la estimación de producción de soja en 500.000 toneladas hasta las 117 millones de toneladas, en contraposición de lo que esperaba el mercado, que previó la cosecha de 116,2 millones de toneladas.

 

Respecto al maíz, el salto en las expectativas fue de 1,5 millones de toneladas, al pasar de 94,5 a 96 millones de toneladas y resultó ser más de 1 millón de toneladas superior a lo esperado por los operadores.

 

Tras la suba en la previsión de producción, también creció la proyección de exportación del cereal brasileño.

 

De esta manera, el saldo exportable pasó de 29 a 31 millones de toneladas, por lo que desplazó a Argentina del segundo lugar al tercero entre los principales países exportadores del cereal.

 

El maíz estadounidense también tuvo movimientos en sus estimaciones, con un incremento de 10,9% en su proyección de las existencias finales de dicho país.

 

La misma pasó de 46,62 millones de toneladas estipuladas en marzo a 51,7 millones de toneladas en abril, debido a un ajuste en el uso forrajero (de 136,5 a 134,6 millones de toneladas).

 

Por su parte, los stocks de soja estadounidense no sufrieron mayores cambios y fueron estipulados casi en consonancia con lo estimado en marzo, con una baja de 120.000 toneladas hasta las 24,37 millones, cifra 104% superior a la cantidad de existencias que se registró en el mismo período de la campaña 2017/18.

 

La demanda se soja china tampoco tuvo cambios y se mantuvo en 88 millones de toneladas.

 

Por último, los stocks finales de trigo de Estados Unidos crecieron casi 1 millón de toneladas hasta las 29,58 millones.

RelatedPost

Dejá un comentario