Inicio » Finanzas » Dólar y tasas están mejor, pero acciones y bonos sufren



Dólar y tasas están mejor, pero acciones y bonos sufren


10 de abril, 2019

dólar hoy sube licitación activos


Por Luis Varela

 

Luego de seis meses con la imagen en caída libre, el Gobierno logró llegar ayer boqueando a la primera posta que lo llevará a competir en la elección presidencial de octubre: el campo empezó a liquidar divisas, el dólar perdió precio, las tasas cedieron y Nicolás Dujovne pudo salvar la ropa, al colocar deuda por más de lo que se requiere.

 

Sin embargo, a pesar de todas esas buenas señales, el mercado argentino dio también muestras ayer de una dura realidad: la agencia Moody’s sacó un informe diciendo que la economía argentina continuará expuesta a volatilidad por riesgo político y detrás de eso los bonos argentinos volvieron a resbalar, el riesgo país se elevó 13 puntos y, lo peor de todo, las acciones argentinas cayeron fuerte en Buenos Aires y también anotaron sensibles bajas en la Bolsa de Nueva York.

 

Si se hace un seguimiento de mayor a mayor de cada uno de los canales de inversión debe decirse que el motor principal, el valor del dólar, entregó ayer un elemento para tranquilizar a todos. El dólar oficial minorista bajó 31 centavos hasta $ 44,52, el blue cayó un peso hasta $ 43 y el dólar mayorista bajó 35 centavos hasta $ 43,35, $ 3,75 arriba del piso de la banda y $ 7,89 abajo del techo.

 

Esto sucedió mientras aparecieron dos noticias candentes a nivel internacional. Por un lado, Donald Trump impuso sanciones por US$ 11.000 millones a la Unión Europea. Y por otro lado, la alemana Bayer anunció que se reestructura y pasa a despedir nada menos que al 10% de su plantel de trabajadores en todo el mundo.

 

Detrás de eso, el dólar volvió a estar débil en el exterior contra casi todas las monedas, el oro volvió a superar el precio de la onza por encima de los US$ 1.300. Y, en línea con esas variantes, en Buenos Aires, medidos en pesos, la libra cayó 42 centavos hasta $ 56,68, el euro cayó 31 centavos hasta $ 48,30 y el real bajó 8 centavos hasta $ 11,27.

 

Junto con estas variaciones cambiarias, hubo elementos importantes que le dan más sustento a la economía local. Por un lado, llegó el préstamo del FMI y las reservas del Banco Central vuelven a lucir otra vez sólidas: hay US$ 77.478 millones.

 

Y, además de eso, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, logró pasar ayer una dura prueba. Se sabe, en cada llamado de colocación de deuda, Hacienda necesita renovar al menos el 50% del dinero que va venciendo. Y ayer colocó Letes en dólares por US$ 700 millones a una tasa de 4,50% anual renovando el 70% (100% entre privados) que vencía a pesar de que la finalización de ese título caerá después de la elección presidencial de octubre.

 

Y colocó Letras Capitalizables (Lecap) por $ 38.000 millones a una tasa del 55,02% anual.

 

A partir de este momento, cada llamado de colocación de deuda empezará a generar más tensión, ya que las próximas licitaciones vencerán con el nuevo mandato presidencial en marcha, y los operadores estiman que las renovaciones pueden llegar a complicarse, ya que muchos inversores querrán llevarse sus dólares y ver la elección desde afuera.

 

Pero además de la buena renovación que consiguió Dujovne, otro elemento que generó alguna tranquilidad fue una nueva baja en la tasa de las Leliq: el Banco Central le pagó a los bancos 66,83% anual promedio, con pico del 66,94%. Y detrás de eso hubo un día mixto para las tasas de los plazos fijos: por plata chica pagaron 45% anual (más que en día previo) y por plata grande 50% (algo menos que el lunes).

 

La parte decididamente mala del día estuvo en el valor de los títulos argentinos: con nueva baja para los bonos y un descenso consistente para las acciones, tanto en la Bolsa de Buenos Aires como en la de Nueva York.

 

En títulos públicos, con buen volumen, hubo una nueva baja promedio del 1% para los bonos argentinos, con el 83% de lo operado en bonos transado en cuatro papeles: AY24 56%, AO20 16%, TC20X 6% y A2M2 5%. Con eso, en los extremos se vieron subas del 1% al 2,7% para los bonos DICAD, DIA0D, AA25D, DICA, AA37D y AA25. Y un derrumbe del 9,4% para el bono AO20Z, con caídas del 2% al 4,3% para los bonos PR13, AA25C, A2E8D, PARAD, AA21D y PARY.

 

Con Trump peleando ahora también con la Unión Europea, ayer hubo una baja del 0,5% al 0,7% para los índices de la bolsa de Nueva York Y también hubo bajas del 0,6% para la Bolsa de México y descenso del 1,1% para la de San Pablo.

 

Pero la estocada mayor se vio en Buenos Aires. Con $ 701 millones operados, el índice S&P Merval se desplomó nada menos que 4%, con el 80% de lo operado en acciones transado en once papeles: el G.F. Galicia tuvo el 18% de los negocios, Supervielle e YPF el 12% cada una y Pretrobras Brasil el 11%.

 

Con esa estructura, en los extremos se vio un salto del 9% para Polledo y subas del 1% al 1,4% para TGLT, Juramento y Garovaglio. Con derrumbes del 4% al 10,8% para Gas Natural, TGN, TGS, Ternium, Supervielle, Capex, Edenor, Phoenix, Central Puerto, San Miguel, Galicia, Transener, Pampa E, Irsa, Mirgor y Metrogas.

 

Al tiempo que entre los ADR argentinas que cotizan en Nueva York hubo una suba del 3,3% para Globant y caídas entre el 2% y el 5,8% para TGS, Pampa E, Edenor, Galicia, Irsa I, Frances, Macro, Tenaris, Cresud, YPF y Ternium.

 

Finalmente, las commodities se movieron en línea con la debilidad del dólar y la crisis global que se va profundizando. El petróleo retrocedió 0,3%, hasta 64,20 dólares por barril. Los metales preciosos evolucionaron sin tanta fuerza: el oro subió 0,5%, pero la onza de plata terminó sin cambios. Los metales básicos actuaron mixtos: el aluminio ganó 0,3%, el níquel subió otro 0,2% y el cobre cedió 0,1%. En Chicago la soja y el maíz no cambiaron, pero el trigo cayó 2,1%. En Rosario: el trigo subió 1,8%, pero el sorgo bajó 1% y la soja perdió 1,4%. Y por último el bitcoin subió 0,2%, con clima bajista en el resto de las criptomonedas.

 

Dejá un comentario