Dólar débil afuera y adentro, con bonos en franco descenso

9 de abril, 2019

Por la suba del dólar, aumenta la competitividad

Por Luis Varela

 

En una jornada por demás extraña, con negocios tranquilos para el dólar y las tasas de interés y con clima alcista para las acciones, los bonos argentinos sufrieron una de las peores ruedas de los últimos meses, con bajas sustanciales, que llevaron al riesgo país a un nuevo escalón de la era Macri.

 

En los negocios macro todo evolucionó con marcada tranquilidad. El dólar estuvo absolutamente fuera de toda discusión. El tipo de cambio minorista oficial bajó 13 centavos hasta $ 44,83, el blue cerró sin cambios en $ 44 y el dólar mayorista bajó 23 centavos hasta $ 43,70, $ 4,12 arriba del piso de la banda cambiaria y $ 7,51 abajo del techo.

 

En el exterior, mientras tanto, el dólar bajó contra casi todas las monedas: cedió 0,6% en México y Brasil, achicó 0,2% en Japón y declinó 0,1% en Europa contra la libra y el euro. Por eso, medidos en pesos en Argentina, la libra bajó 16 centavos hasta $ 57,10, el euro bajó 6 centavos hasta $ 49,21y el real bajó 1 centavo hasta $ 11,35.

 

Mientras los inversores miraban de reojo los resultados que tendrán hoy las licitaciones de letras del Banco Central y del Tesoro, los negocios con tasas de interés también mostraron una distensión. El BCRA pagó en la segunda tanda de las Leliq una tasa promedio 67,028% anual, con 67,186% de máximo. Y mientras esa variable se va enfriando lentamente, la tasa de los plazos fijos bajó a 44,7% anual por plata chica y 50,4% anual por plata grande (a pesar del intento del BCRA por buscar más competencia entre las entidades).

 

Los negocios con acciones también mostraron una rueda sin sobresaltos. Hubo cierre mixto en Wall Street: el Dow bajó 0,3% pero el S&P subió 0,1% y el Nasdaq mejoró 0,2%. Al tiempo que la Bolsa de San Pablo subió 0,3% y la de México mejoró 1%.

 

Detrás de esa tranquilidad bursátil global, la Bolsa de Buenos Aires operó más negocios y precios en alza: con $ 594 millones operados, el índice S&P Merval subió 1,3%, con el 80% de lo operado en acciones transado en apenas ocho papeles. Petrobras Brasil y Tenaris se llevaron el 16% de las operaciones cada una y Galicia tuvo el 13%, con YPF el 12%.

 

En los extremos hubo alzas del 3% al 5,6% para Supervielle, TGS, IRSA, Macro, Grimoldi, Petrobras Brasil, Telefónica, Pampa E y Capex. Con bajas del 2% al 4,6% para Boldt, TGSL, Santander Rio, Hipotecario, Camuzzi, Introductora, Agrometal, Gas Natural, Edenor, Cuyana y TGN.

 

Al tiempo que los ADR argentinos en Nueva York también estuvieron bien, con subas del 1% al 4,4% para Irsa I, Macro, TGS, YPF, Pampa E, Telecom, Galicia y Francés, y bajas del 1,5% para Edenor y Globant.

 

El único sector que decepcionó y de manera importante fue la operación con títulos públicos argentinos. Con buen volumen de negocios, los bonos locales cayeron otro 1,1%, con el 80% de lo operado en bonos transado en tres papeles: AY24 62%, AO20 11% y PBA25 9%. En los extremos hubo subas del 1% al 2% para los bonos PBA5X, TVPA, BDC22, PR13 y DIY0. Y caídas del 2% al 4% para los bonos BPLD, AA25, AA37, AA25D, TVPE, A2E2, A2E2D, PARA, CEDI AA37C, AF20 y DICA.

 

Esta baja de los bonos argentinos potenció el riesgo país por encima de los 800 puntos básicos, tanto que se convierte en una foto que es la peor de toda la era Cambiemos. Según operadores, este bajón de los bonos obedece a que la inflación de marzo habría sido del 4% y, en base a eso, el Gobierno está preparando un complemento salarial para empleados públicos, con medidas que buscan neutralizar el paro de la CGT.

 

De confirmarse, este tipo de decisiones irían a contramano de las políticas aplicadas por Macri hasta ahora, y de alguna manera significaría renunciar a la no intervención en los precios del mercado mismo, ya que se buscaría incentivar el consumo y aliviar la inflación con una política más amplia de Precios Cuidados. En ese marco, Nicolás Dujovne y Guido Sandleris viajarán a Washington para asistir a la asamblea del FMI y el BM.

 

Como dato adicional a la debilidad local del peso y a la debilidad global del dólar, debe remarcarse que ayer las commodities marcaron una rueda muy firme. Hubo un salto del 2,1% para el petróleo: llegó a US$ 64,40 por barril. Los metales preciosos estuvieron para arriba: la onza de plata subió 0,9% y el oro ganó 0,5%. Los metales básicos actuaron mixtos: el cobre subió 1,5%, el níquel ganó 1,1% pero el aluminio cedió 0,5%. En Chicago la soja cerró sin cambios, pero hubo baja del 0,5% para el trigo y del 0,7% para el maíz. En Rosario se anotó una baja del 0,9% para la soja y del 1,5% para el maíz. Y finalmente hubo suba de otro 3,7% para el bitcoin con panorama mixto para el resto de las criptomonedas.

RelatedPost

Dejá un comentario