Carreras-Soria, el duelo de fondo en Río Negro

5 de abril, 2019

rio negro Weretilneck

Dos fórmulas dividen las preferencias del electorado rionegrino en la previa de la elección a gobernador del domingo 7. Por un lado, la que conforman Arabela Carreras y Alejandro Palmieri, por el oficialismo provincial. Sin posibilidades de competir por la reelección, Alberto Weretilneck nominó a su ministra de Turismo, Cultura y Deportes para el cargo y al presidente del bloque de legisladores provinciales “Juntos Somos Río Negro” para que la acompañase. Por el otro, el binomio de Martín Soria y Magdalena Odarda. El intendente de General Roca y la senadora nacional, en el pasado ligada a Elisa Carrió, son los candidatos del peronismo kirchnerista.

 

Como sucedió con la vecina Neuquén, las elecciones tienen una lógica local predominante, pero un impacto nacional inevitable. Un triunfo potencial de Carreras será un respaldo para el gobernador Weretilneck, que quedó fuera de competencia por un fallo de la Corte Suprema de Justicia, hace quince días. Weretilneck había reemplazado a Carlos Soria, luego de su muerte, en diciembre de 2011, a poco de asumir. Y el tribunal contó como mandato propio ese período, a lo que le sumó su reelección en 2015. Carrera, su candidata a vice, tomó la posta.

 

Pero, además de un respaldo para Weretilneck, un triunfo de Carreras sería un alivio para Casa Rosada. Como lo fue el triunfo de Omar Gutiérrez en Neuquén. Que sea Soria quien se imponga sumaría resonancias críticas a la gestión nacional y, sobre todo, sería un espaldarazo para Cristina Kirchner en su carrera por ubicarse, en silencio todavía, en la línea de largada hacia las presidenciales. En esta ocasión no hubo spots de apoyo, como en el caso de Ramón Rioseco, confiados en el impacto posterior de un triunfo del candidato del Frente para la Victoria. El senador Miguel Angel Pichetto, en tanto, enfrentado con Soria, es otro de los que apoya a Carreras.

 

Cambiemos tiene su propia fórmula. Está integrada por la diputada nacional radical Lorena Matzen y la empresaria gastronómica Flavia Boschi, del PRO. Pero con respaldo menguante de Casa Rosada, que apuesta a la derrota de Soria antes que nada. “Ha sido demasiado obvio el papel de la Casa Rosada tratando de neutralizar a la candidata Lorena Matzen. Le han restado todo el apoyo posible para beneficiar a su socio, Weretilneck”, sostuvo Soria en las últimas horas. “Nosotros sabemos quién es nuestro adversario nacional: el FpV, el PJ, siempre lo tuvimos en claro”, sostuvo el diputado nacional del PRO, Sergio Wisky. Por cierto, no cayó nada bien en el comité de campaña de Matzen. “Grave es que Wisky diga que la opción a Soria es votar a Carreras y a Palmieri, que fueron parte del sorismo”, fue la respuesta de la radical que comparte interbloque con el macrista.

 

Otros espacios que presentarán candidaturas son el Frente de la Izquierda y los Trabajadores, que lleva a Norma Dardik y Facundo Britos; el Movimiento al Socialismo, encabezado por Aurelio Vázquez y María Laura Gavuzzo; el Movimiento Socialista de Trabajadores, que impulsa Jorge “Jure” Paulic y Javier Sánchez; y el Partido Unión y Libertad, con Rubén Alí Yauhar y Roberto Ruiz.

RelatedPost

Dejá un comentario