Cambiemos “aguanta”, Cristina perfora el techo y el desafío de Lavagna

5 de abril, 2019

macri cristina consenso

A pesar de la crisis económica, el voto hacia el oficialismo pareciera seguir “aguantando”. Esa es la conclusión principal del nuevo trabajo de opinión pública de Synopsis. “Mientras la crisis económica transcurre, se ven consecuencias negativas tanto en la imagen del Gobierno y de los dirigentes oficialistas, como en las expectativas sobre el futuro, pero no se ven consecuencias en el nivel de apoyo electoral del oficialismo, que por ahora se sostiene”, dice el trabajo (ver tabla). El número todavía se sostiene arriba de 30%. “A lo largo de los últimos 8 meses, el nivel de intención de voto al oficialismo no mostró grandes variaciones”, amplían desde Synopsis, poniendo en duda la relevancia del “voto económico”. Las identidades políticas también juegan.

 

 

Sin embargo, Synopsis dice que “lo que sí afecta la crisis es la competitividad de Macri en una segunda vuelta” o, en otras palabras, su capacidad de pescar más allá del núcleo duro. “Si bien es posible afirmar, a la luz de la evidencia, que la crisis económica no está haciendo mella en la base de apoyo electoral del oficialismo, ello no necesariamente significa que la crisis no está afectando la competitividad del Gobierno. Porque si bien seguimos viendo los mismos niveles de competitividad en Cambiemos que veíamos hace 8 meses de cara a una eventual elección general, no sucede lo mismo si observamos la competitividad del Gobierno en la segunda vuelta, sobre todo en el escenario hoy más probable, que es el escenario de confrontación entre Mauricio Macri y Cristina Kirchner”, dicen.

 

En marzo de 2018, antes de que comenzara la crisis económica con la primera corrida cambiaria, en un escenario de confrontación Macri-Cristina, el Presidente obtenía una intención de voto de 49,4% mientras que la expresidenta obtenía una intención de voto de 32,5%. Un año después, Macri obtiene el 45,5% de la intención de voto y Cristina, 44,9%. Es decir, la diferencia de +16,9% que mostraba Macri en marzo pasado, un año después se redujo a 0,6%. Eso muestra que el “techo” de Cristina puede subir si el Gobierno pierde apoyos.

 

Por último, el informe también se refiere a la tercera vía, cuyos emergentes hoy son Roberto Lavagna, Sergio Massa y, más atrás, Juan Manuel Urtubey. ¿Pueden ser vehículos para los desencantados con Cambiemos? “Lavagna tiene aún un problema para ser destinatario de esa migración: debe convencer al electorado desencantado de Cambiemos que su candidatura, aún no oficializada, puede ser una alternativa real a Macri, es decir, debe mostrar que mide, y que está en iguales condiciones que Macri para acceder a esa eventual segunda vuelta contra Cristina. Ese es el desafío que tendrá Lavagna de aquí a las Primarias para poder ser beneficiario de esa migración de votantes de Cambiemos que buscarán a alguien que los defienda de Cristina”, resume Synopsis.

 

 

Si hubiera una segunda vuelta, Lavagna ganaría en ambos escenarios, es decir, contra Macri o Cristina: 58,9% contra 41% y 59,3% contra 40,6%, respectivamente. “Tal es el nivel de rechazo de ambos dirigentes que para pensar en sortear el escollo de la segunda vuelta y ganar la elección presidencial, cada vez más, Macri y Cristina se necesitan el uno del otro y por ello buscan que no surja nada en el medio que amenace ese escenario de confrontación mutua tan beneficioso para ambos, y tan necesario para uno como para el otro para ganar”, resume el trabajo hecho sobre 1.314 casos. El problema del economista es precisamente ese: superar el Rubicón de la primera vuelta de octubre y llegar a la finalísima de noviembre.

 

RelatedPost

Dejá un comentario