A más de 100 días de las PASO, Cristina mantiene la ventaja

26 de abril, 2019

balotaje cristina macri

Por Alejandro Radonjic

 

A poco más de tres meses de las PASO, agendadas para el 11 de agosto, el panorama político va definiendo con mayor claridad sus contornos, más allá de que persisten varias indefiniciones en la oferta electoral y, también, en la demanda de los votantes, tal como atestigua el número de indecisos superior a 10%.

 

Según una nueva encuesta de RTD (la consultora dirigida por Nicolás Solari) y El Economista, Cristina Kirchner, cada vez más cerca de anotar su nombre para la competencia, lidera las preferencias con una intención de voto promedio de 37% en los tres escenarios analizados. Sus números varían poco y muestran que su electorado actual es fiel y no está en disputa.

 

 

El 37% promedio (con picos de 39% sin Massa) es un número potente y sólido que la ubica como una partícipe muy probable de la eventual segunda vuelta de fines de noviembre. En silencio estratégico, la actual senadora viene aumentando su caudal propio y, a la vez, elevando su techo electoral, es decir, su potencialidad. ¿Cambiarán sus números cuando deba subirse al ring y salir de la reconfortante sombra, como sugiere Solari en su columna?

 

A la vez, Mauricio Macri marcha segundo y reúne 31% de las preferencias electorales (en promedio) en los tres escenarios analizados. Más allá de la situación económica negativa y la zozobra financiera, el voto hacia el Presidente sigue firme y sostiene un núcleo duro y fiel.

 

A la vez, Lavagna, quien está haciendo todos los deberes para sumarse a la carrera, aparece tercero lejos y con un caudal dependiente de la presencia de Massa, con quien se distanció políticamente en las últimas semanas. Con el líder del Frente Renovador en cancha, Lavagna reúne 10% de las preferencias pero, sin él, asciende hasta 16%. Un número bajo, por cierto, pero, considerando que aún no se lanzó formalmente, no son desalentadores. Sin embargo, la ilusión lavagnista de desplazar a Macri a un tercer lugar y protagonizar un balotaje con Cristina parece, hoy, muy lejana.

 

Asimismo, Massa sigue estancando con declive tendencial (en el escenario amplio apenas captaría 9% de los votos) y en un cuarto lugar con Lavagna en cancha. Aun así, sin el exministro de Economía en la contienda, apenas sube a 14%. Sus posibilidades de romper la polarización, considerando su elevado nivel de instalación y su activismo mediático, hoy son bajísimas.

 

La segunda vuelta

 

A la vez, RTD y El Economista presenta, por primera vez, sus proyecciones para una eventual segunda vuelta el 24 de noviembre. Si ningún candidato obtiene más de 45% de los votos ni 40% más una diferencia de 10 puntos en octubre (a priori, parece como lo más probable), todo se dirimirá el 24 de noviembre en un balotaje, al igual que en 2015.

 

En un escenario de Kirchner versus Macri, la actual senadora estaría liderando por nueve puntos: 47% versus 38% del actual jefe de Estado. Mientras Cristina atraería algo más del voto peronista, Macri se haría más fuerte entre los indecisos. Aun así, el número de NS/NC se mantiene alto ante esa eventual definición y serán esos votantes hoy indefinidos quienes decidirán de qué lado cae la moneda el 24 de noviembre.

 

 

Dejá un comentario