A la espera de Schiaretti, protagonista en ascenso

23 de abril, 2019

El gobernador recibió al economista en su despacho

La próxima provincia que elegirá sus autoridades será Córdoba, el 12 de mayo, y todo el arco político le otorga una gran importancia al resultado. Las encuestas coinciden en que Juan Schiaretti ganará con comodidad, debido a la fragmentación opositora y la unificación peronista (incluido el apoyo kirchnerista), mientras que el gran interrogante que persiste es el resultado en Córdoba capital, donde el gobernador pretende quedarse con el predominio del radicalismo y juega fuerte para lograrlo.

 

Los que esperan con más ansiedad las elecciones cordobesas son los integrantes de Alternativa Federal porque Schiaretti ya avisó que no se involucrará en ninguna actividad nacional hasta después de las elecciones en su provincia. Por lo tanto, tendrán que aguardar hasta el 13 de mayo para conocer los próximos pasos del gobernador de Córdoba, que es la figura con más peso del peronismo no kirchnerista.

 

Lavagna considera que, si se lo propone, Schiaretti puede ordenar la interna peronista y lograr los consensos necesarios.

 

Pero si bien es un primus inter pares entre los gobernadores de Alternativa Federal, no está claro si se pronunciará a favor de un candidato –como espera Roberto Lavagna– o insistirá en la necesidad de hacer una primaria como proponen Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey. El economista considera que, si se lo propone, el cordobés puede ordenar la interna del peronismo y lograr los consensos necesarios, esos sobre cuales pretende edificar su candidatura. Por eso su decisión de no confirmar si participará o no de las presidenciales (algo que dan por hecho cerca de él) hasta que Schiaretti no proyecte su mirada más allá de los límites de su provincia.

Te puede interesar:  Alberto Fernández: "No habrá doble comando y el que toma las decisiones es el Presidente"

 

De todas maneras, un pronunciamiento de Schiaretti, si lo hubiere, no asegura que el resto de los gobernadores lo sigan. Entre ellos hay varios con pretensiones, que cosecharán resultados favorables. Sí está claro que todo ese espacio sentirá el efecto favorable de un amplio triunfo en Córdoba. Dada la importancia demográfica y económica de la provincia mediterránea y también el anclaje de Cambiemos en la provincia. Allí, 7 de cada 10 ciudadanos eligieron a Mauricio Macri como presidente en el balotaje de noviembre de 2015 que lo enfrentaba a Daniel Scioli, el candidato del Frente para la Victoria. En esta ocasión, Cambiemos no será de la partida como frente electoral y dos listas encabezadas por dirigentes radicales (Ramón Mestre y Mario Negri) dividirán votos, bastante rezagados en las preferencias.

 

Schiaretti es un fiel exponente del “cordobesismo” y, por lo tanto, también está pensando en su sucesión. Los nombres de los que ya se habla son los del candidato a intendente de la capital, Martín Llaryora, del compañero de fórmula de Schiaretti, Manuel Calvo, y de varios intendentes y figuras ascendentes como Natalia de la Sota que será legisladora provincial.

Te puede interesar:  Alberto Fernández: "No habrá doble comando y el que toma las decisiones es el Presidente"

 

El peronismo de Córdoba fue manejado durante muchos años por dos personas. El gobernador actual va por su tercer mandato, mientras que José Manuel de la Sota abrió el ciclo en 1999 y logró completar otros tres. Pero la muerte del “gallego”, como lo conocían, y la imposibilidad legal de Schiaretti de presentarse a un nuevo mandato en 2023, llevarán a pensar en nuevos actores para asegurar la continuidad del predominio de una estructura política con mucho tiempo en el poder.

 

Lo que el “cordobesismo” no ha conseguido hasta ahora es transcender en términos nacionales. De la Sota lo intentó varias veces, con suerte esquiva. Intentó ser candidato en 2003, tras la crisis que terminó con el gobierno de la Alianza y no obtuvo los apoyos necesarios. Y volvió a insistir en 2015, en unas PASO que perdió contra Massa. Hoy Schiaretti juega de potencial organizador y busca la forma de dar ese salto.

 

Dejá un comentario