Subió fuerte y hay nuevo récord para el dólar: $ 43,50

8 de marzo, 2019

Por la suba del dólar, aumenta la competitividad

Por Luis Varela 

 

En uno de los días financieros más complicados del gobierno de Mauricio Macri, se multiplicó ayer la presión sobre el precio del dólar, que pegó un nuevo salto y alcanzó un nuevo récord, obligando al Banco Central a subir otro punto las tasas de interés. Y los títulos argentinos, tanto las acciones como los bonos subieron en pesos, pero siguieron perdiendo precio medidos en moneda dura.

 

El movimiento es un anticipo de lo que todos los expertos esperaban para mayo y junio, con los inversores dando pasos para intentar protegerse ante la incertidumbre electoral, que no se resolverá hasta fines de octubre.

 

Hasta hace un par de meses la situación estaba tensa, pero con la sensación de que las variables estaban bajo control. Se suponía que logrando déficit fiscal primario cero y logrando un enorme apoyo financiero de parte del FMI se podría cruzar el puente del año electoral con tensiones, pero sin que el barco se fuera a pique.

 

Pero en enero la realidad volvió a golpear la puerta. Tal como sucedió con Cristina Kirchner en 2015, con datos de inflación adversos que la llevaron a romper el Indec, en esta oportunidad Macri se está encontrando con una inflación persistente, con un número del 2,9% en enero, con una cifra cercana al 4% en febrero y posiblemente con un número similar en marzo, lo cual puede llevar a la inflación trimestral a más del 11%, completamente fuera de línea con la banda cambiaria, que se viene ajustando con un ritmo del 2% mensual. Por eso, el dólar pegó un salto de proporciones. El tipo de cambio minorista oficial subió ayer 4,3%, desde $ 41,72 a $ 43,50. El dólar blue escaló 4,9% en una sola rueda, de $ 40,50 a $ 42,50 pesos. Y el dólar mayorista saltó $ 1,75, de $ 40,75 a $ 42,50, colocándose a $ 3,71 pesos por encima del piso de la banda cambiaria y a “sólo” $ 7,70 del techo de la zona de no intervención cambiaria.

 

Debe decirse, igualmente, que este movimiento se está viendo en todos los mercados emergentes, con los inversores viajando a la calidad, saliendo de mercados riesgosos y comprando papeles de Estados Unidos, con vistas a pasar con cinturón de seguridad el final de la pulseada entre China y Estados Unidos y la resolución del Brexit en la Unión Europea.

 

Por eso, ayer, mientras el dólar subía casi 5% en Buenos Aires, también estuvo hacia arriba en los principales mercados latinoamericanos, aunque con variaciones menores. En Brasil el dólar subió de 3,84 a 3,88 reales, con una suba del 1%. En Chile el billete pasó de 659 a 667 chilenos, con un alza del 1,2%. Y en México el billete verde subió de 19,25 a 19,55 mexicanos, con un avance del 1,6%.

 

Intentando moderar la corrida en Buenos Aires, el Banco Central volvió a aplicar un nuevo aumento en la tasa de las Leliq, el instrumento con el que el Banco Central le paga a los bancos. Esta tasa fue elevada hasta el 51,862% anual. Al tiempo que los bancos también subieron las tasas de los plazos fijos, al pagarles 35,4% anual a las colocaciones de dinero chico pero 38,2% a las colocaciones de dinero grande.

 

Este cuadro de situación generó un movimiento curioso en los titulos argentinos. En promedio, medidos en pesos, los bonos tuvieron una suba de casi 1%, que quedó aplastada por una caída del 2,8% en dólares. Y las acciones avanzaron en pesos 2,6%, pero anotando una caída en dólares de más del 2%. Y lo peor del caso es que tanto los bonos como las acciones tuvieron altos volúmenes operados, lo cual refleja que el movimiento claro de los inversores es de salida.

 

En bonos, el 90% de lo operado se transó en apenas cinco títulos. El bono AY24 reunió el 68% de las operaciones totales, el bono AO20 tuvo el 10% de lo negociado, el DICA el 5%, el AC17 el 4% y el A2J9 el 2%.

 

Con esa estructura, en los extremos se vieron subas del 7% para el bono BDC19 y del 6,7% para el CEDI, con avances del 2% al 4,8% para los bonos BDC20, A2J9, AC17, AO20, RNA21, PUO19, A2E8, AA25, A2E7 y PUM21. Y, al mismo tiempo se vio una caída del 5,5% para el bono AA25C y bajas del 2% al 3,7% para los bonos DICAD, TVPP, AA37D, A2E2D, AY24C, DIA0D, AY24D, AA25D, PARAD, DICYD, A2E3D y A2E7D.

 

En cuanto a papales privados el mal día no estuvo sólo en la Argentina sino en casi todas partes. La Bolsa de Nueva York bajó entre 0,8% y 1,2%, mientras que la de México cedió 0,6% mientras que la de San Pablo pudo subir 0,1%.

 

En la Bolsa de Buenos Aires el volumen negociado fue alto ($ 1.072 millones) y con eso el índice Merval subió 2,6% en pesos. Con el 35% de los negocios totales operados en el Grupo Financiero Galicia, mientras que se negoció el 9% en Tenaris y el 7% en Supervielle

 

La suba del dólar beneficia a algunas empresas exportadoras y complica a otras. En los extremos Laboratorio Richmond tuvo un salto de casi 12%, YPF mejoró 7,9% y hubo subas del 4% al 6,7% para Telefónica, TGN, Pampa E, Telecom, Petrobras Brasil, TGS, Cresud, Francés, Macro, Phoenix y Bodegas Esmeralda.

 

Mientras que entre las más perjudicadas estuvo Caputo con una caída del 10% y Rosenbusch con una baja del 7,5% y hubo mermas del 2% al 3,8% para Tglt, Introductora, Fiplasto, Ferrum, ByMA y Santander Río.

 

Entre los ADR argentinos que operan en la Bolsa de Nueva York, el 35% de lo operado se negoció en papeles de Bunge y el 28% en papeles de YPF. Y con esa estructura, YPF fue casi el único papel en positivo, con un alza del 0,7%. Mientras que hubo bajas del 6% para Irsa I, del 4% para Edenor y retrocesos entre el 1% y el 2,6% para Galicia, Irsa P, Cresud, TGS, Tenaris, Telecom y Banco Macro.

 

Finalmente, en las commodities hubo mayoría de bajas, aunque los granos tuvieron un poco de mejor actuación, lo cual es bueno para la Argentina. El petróleo subió 0,8%, con el barril a US$ 56,66. La onza de plata estuvo 0,6% abajo, el oro achicó 0,1%. En metales básicos, todo fue en baja: el aluminio bajó 0,1%, el cobre estuvo 0,3% abajo y el níquel se desplomó 3,1%. En Chicago los valores estuvieron mixtos: la soja 0,1% arriba, trigo sin cambios y maíz 1,9% abajo. En Rosario el trigo subió 3,5%, la soja mejoró 1,4% y el maíz bajó 0,8%. Y las criptomonedas tuvieron un panel mixto, con más subas para el Neo y el Litecoin.

 

RelatedPost

Dejá un comentario