Si no es Cristina, ¿quién?

20 de marzo, 2019

Cristina

Por Juan Radonjic

 

La posibilidad de que Cristina Kirchner no sea candidata volvió a ser tema de discusión, aunque la mayoría de la dirigencia política cree finalmente que lo será.

 

Pero en caso de no serlo, habrá un representante de su espacio que surgirá de su dedo (poco probable) o de una primaria y que contará con su respaldo. El candidato tiene que reunir algunas condiciones: retener la mayor cantidad posible del voto kirchnerista para ser competitivo en la primera vuelta y no ser irritante para el peronismo no K y los sectores progresistas que lo deberían votar en la segunda.

 

En el plano teórico, quien está más cerca de reunir esas características es Felipe Solá. Se reencontró recientemente con Cristina Kirchner luego de diez años de distanciamiento, hasta hace poco pertenecía al Frente Renovador de Sergio Massa por el cual fue candidato a gobernador en 2015 y mantiene lazos fluidos con varias figuras del espacio progresista.

Te puede interesar:  Alberto Fernández: "No habrá doble comando y el que toma las decisiones es el Presidente"

 

Pero por su fuerte identificación con el peronismo, resulta poco atractivo para la nueva categoría de votantes conocida como los “desencantados de Cambiemos” a pesar de que en 2009 compartió con el macrismo la lista de diputados que encabezaba Francisco De Narváez.

 

Hasta que Cristina no formalice su candidatura, las especulaciones seguirán porque lidera un espacio político muy importante, que con o sin ella, tendrá su expresión electoral que será encabezada por quien gane una eventual primaria en la que podrían participar Solá y dos K puros como Agustín Rossi y Axel Kicillof, entre otros.

 

Es impensable una gran PASO que involucre a todo el peronismo porque muchos sectores han construido su identidad política diferenciándose del kirchnerismo y no están dispuestos a compartir el mismo espacio.

Te puede interesar:  Alberto Fernández: "No habrá doble comando y el que toma las decisiones es el Presidente"

 

El peronismo irá dividido a las elecciones pero aún ninguno de los dos sectores definió a sus candidatos. Uno, tiene a una candidata natural pero que aún no anunció si lo será. Otro, tiene varios postulantes pero uno de ellos – Roberto Lavagna- avisó que no está dispuesto a pasar por el trámite de las primarias. Por lo tanto, la incertidumbre manda en ese espacio. Lo cual es lógico porque no tiene un liderazgo definido sino que es un aglomerado heterogéneo de los que no quieren que siga Macri ni que vuelva Cristina. La figura de más peso político en ese espacio es Massa que en este momento analiza varias alternativas, y no descarta ninguna, de cara a las elecciones.

 

En este escenario tan abierto, el oficialismo cuenta, al menos con una ventaja: tiene definidos a sus principales candidatos.

 

Dejá un comentario