Rosenkrantz, otra vez en minoría

27 de marzo, 2019

Rosenkrantz, ayer, al pronunciar su discurso ante los jueces

El fallo de la Corte Suprema de Justicia que ayer sentenció la inconstitucionalidad del cobro del impuesto a las ganancias a jubilados y pensionados fue un nuevo capítulo de la nueva mayoría cortesana y del desmarque del presidente del Máximo Tribunal, Carlos Rosenkrantz. Este año, el reemplazante de Ricardo Lorenzetti también votó en disidencia en los fallos por el caso Blanco y por la candidatura del gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck. El año pasado, se dieron otros episodios de esa diferencia de criterios.

 

En diciembre del año pasado se dio el fallo por el caso Blanco, en el que se pedía que el reajuste de haberes se hiciera por el índice Isbic (Índice de Salarios Básicos de la Industria y la Construcción). En ese expediente, la Corte avaló el reclamo de Blanco con los votos de Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti; Rosenkrantz se pronunció en contra y respaldó la aplicación del índice Ripte (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables), que era el que pretendía generalizar el Gobierno.

 

Te puede interesar:  Alberto Fernández: "No habrá doble comando y el que toma las decisiones es el Presidente"

Tras el fallo en el caso Blanco, la dinámica interna de la Corte tuvo un cambio que afectó el poder de Rosenkrantz. Por una acordada, el tribunal definió que las decisiones administrativas deberán tomarse por mayoría de tres miembros en lugar de depender de la voluntad del presidente.

 

El mes pasado, la Corte falló a favor de la provincia de San Luis en un reclamo por fondos coparticipables por unos $15.000 millones. Rosenkrantz se excusó de pronunciarse porque fue abogado de Santa Fe en un caso similar.

 

El viernes se publicaron los fallos de carácter electoral sobre La Rioja y Río Negro. En la sentencia sobre la provincia patagónica, Rosenkrantz volvió a diferenciarse. A contramano de lo que votaron sus cuatro colegas de la Corte, que inhabilitaron al gobernador, consideró que Weretilneck podía ser candidato a un nuevo mandato. En el caso riojano, en cambio, estuvo con sus colegas y se pronunció en contra de una nueva candidatura del mandatario Sergio Casas.

Te puede interesar:  Alberto Fernández: "No habrá doble comando y el que toma las decisiones es el Presidente"

 

El año pasado, el presidente de la Corte votó en soledad en la aplicación del beneficio del 2×1 para los responsables de delitos de lesa humanidad. Highton, Lorenzetti, Maqueda y Rosatti votaron en contra de su uso en estos casos, mientras que Rosenkrantz consideró que es aplicable. En 2017, Rosenkrantz había votado en el mismo sentido en el caso del represor Luis Muiña, y en esa ocasión lo habían acompañado Highton y Rosatti.

Dejá un comentario