Reviven los planes para construir Atucha III

21 de marzo, 2019

 

El Gobierno retomó los planes de construcción de la central nuclear Atucha III pero con restricciones presupuestarias debido a la crisis y con China como proveedor de uranio enriquecido.

 

Las tratativas con la contraparte china para la construcción de la planta nuclear de Atucha III están “muy avanzadas” y se espera concluirlas “rápidamente”, afirmó ayer un funcionario de la Secretaría de Energía, que además justificó la decisión de incorporar la tecnología del país asiático basada en el uranio enriquecido.

 

“Seguimos trabajando para ampliar nuestro parque nuclear, tenemos un acuerdo en progreso y vamos bien”, afirmó el funcionario durante una charla con la prensa.

 

Sobre las negociaciones que se llevan adelante con la empresa Chinese National Nuclear Corporation (CNNC), el vocero oficial destacó que “somos muy optimistas y estamos contentos con el progreso”, si bien evitó hablar de una fecha concreta para la firma de los contratos respectivos.

 

“Preferimos –indicó– trabajar y que los resultados hablen por nosotros, como en el caso de Embalse”, central en la que meses atrás concluyeron los trabajos para la extensión de su vida útil y que ya se encuentra en operación.

Te puede interesar:  Juan Curutchet asumió la presidencia de ALIDE

 

En cuanto a Atucha III, que se había proyectado como la quinta central nuclear y será en realidad la cuarta, se optó por la tecnología china PWR (uranio enriquecido y agua liviana).

 

Cambio de tecnología

 

“La administración anterior había decidido construir dos plantas, cada una con una tecnología diferente, china y canadiense respectivamente, pero esa era una línea incorrecta, muy compleja y económicamente muy cara”, explicó el experto del Gobierno.

 

Añadió que se tuvo en cuenta que “el proyecto tiene que ser más pequeño, porque se debe adaptar a la situación económica del país: competimos contra otros componentes del gasto público y tenemos que ser responsables”.

 

“Se optó por no seguir haciendo proyectos con diferente tecnología porque eso era profundizar un problema”, argumentó la fuente oficial.

 

Remarcó que la elección fue “muy importante para abaratar costos”, y sostuvo que “lo que hacemos con la central china es ponernos en línea con la tecnología más probada y más difundida en el mundo”.

Te puede interesar:  Agip: más descuentos para contribuyentes cumplidores

 

Según el funcionario, alrededor del 83% de las centrales que funcionan en el planeta son de uranio enriquecido y de esas plantas, el 80% utilizan tecnología PWR.

 

El experto aclaró que “eso no significa que vayamos a hacer toda la central afuera: 40% va a ser con participación de empresas y mano de obra local”.

 

“Vamos a generar un salto tecnológico en la industria nacional, en una central que es un producto comercializable en el mundo, es decir, con una tecnología que tiene un valor económico”, destacó.

 

El Gobierno puso en marcha nuevamente el, año pasado la central nuclear de Embalse en Córdoba, proceso que venía del Gobierno anterior. La misma fue sometida al proceso de extensión de su vida útil. Y el ex ministro de Energía Juan José Aranguren había asegurado que las centrales nucleares Atucha III y Atucha IV no se construirán por la restricción fiscal. Las mismas iban a ser la cuarta y la quinta central.

Dejá un comentario