Misterios de la nueva política

15 de marzo, 2019

Muiño Macri elecciones política

Por Oscar Muiño

 

En Expoagro, un grupo de productores del campo se sentó a almorzar, el jueves último, con miembros del Gabinete Nacional. Los dueños de casa –todos habían votado por Cambiemos- trasmitieron su zozobra por la situación económica y sus temores electorales.

 

Uno de los visitantes, consejero de la intimidad personal y política con el Presidente, intentó llevarles tranquilidad. Sus dichos: no hay más candidatos que  Mauricio Macri y Cristina Fernández, el PRO tiene los mejores análisis de opinión pública de Argentina, Marcos Peña es el sumo sacerdote, siempre hemos sido subestimado. Como postre: en la opción Mauricio versus Cristina, volveremos a triunfar.

 

En esos mismos momentos, voceros de la gobernación de Buenos Aires y del Gobierno porteño hacían trascender al periodismo que ambas jurisdicciones –las más importantes del país, ambas con gobierno del PRO- una decisión común. A pesar de haber unificado la fecha electoral, sus líderes intentarán desarrollar campañas estrictamente locales.

 

De tal forma, los jefes territoriales del PRO convergen en su desacuerdo con la estrategia de Peña, apuntalada por las encuestas y focus group de Jaime Durán Barba.

 

Ya han marcado su decisión de no participar de la campaña ni procurar cargos electivos los decisivos Emilio Monzó y Nicolás Massot. El presidente de la Cámara de Diputados, tercero en la sucesión presidencial y Massot, presidente del bloque del PRO en la cámara. Otro que quiere partir es el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Se sabe que tampoco comparten la estrategia electoral la vicepresidenta Gabriela Michetti ni el senador Federico Pinedo, segundo y tercero en la sucesión presidencial.

 

Por la noche, ya en la ciudad, una reunión de consultores influyentes –estaban desde Rosendo Fraga hasta Domingo Cavallo- exhibió una variedad de opiniones. Pero nadie –según dijo uno de los comensales- defendió el rumbo oficial.

 

Pocas veces en la historia moderna un gobierno civil ha exhibido semejante variedad de opiniones y tan escasos respaldos públicos hacia la estrategia elegida. ¿Será la nueva política?

Te puede interesar

Dejá un comentario

Espacio patrocinado