Los mayoristas suben 3,4% y ponen presión

20 de marzo, 2019

Mayoristas

Según el Indec, en febrero, la inflación mayorista registró una suba del 3,4% respecto del mes de enero. Ese crecimiento es explicado por el aumento de los productos nacionales (3,4%) y un aumento de los precios de los productos importados (2,7%). Por un lado, los productos primarios aumentaron sus precios en 5,3% mientras que los productos manufacturados y energía eléctrica lo hicieron en 2,8%. De esta forma, los precios mayoristas reflejan una variación interanual del 64,5%, 13,2% por encima de la inflación minorista.

 

“En prospectiva esperamos que la evolución de los precios mayoristas vayan creciendo a un ritmo menor que la variación futura del tipo de cambio, ya que consideramos que los mismos se encuentran aún en niveles muy elevados”, dijeron en ACM. Por su parte, en LCG dijeron: “Si bien el aumento fue menor al registrado por la inflación minorista (3,8% mensual), lo cierto es que la aceleración de los precios mayoristas es esperable que tenga un impacto sobre el segmento minorista”.

 

Adicionalmente, el Indec dio a conocer el Indice de Costo de la Construcción (ICC). El mismo se incrementó 1,4% respecto del mes anterior. “El aumento vino dado por el costo de los materiales, que creció 1,7% mientras que el costo de mano de obra y los gastos generales aumentaron 0,6% y 4,2%, respectivamente. Así, el ICC refleja una variación del 43,9% respecto de febrero del año pasado. Esa variación es explicada parcialmente por un crecimiento del precio de los materiales (58,1%), y por la evolución inferior a la inflación headline de los costos de mano de obra (35,7%)”, agregaron.

 

Por su parte, LCG dijo: “Aun con un aumento del costo de la construcción del orden del 45% anual en el primer trimestre, la actividad luce rentable. Según el Instituto de Estadísticas de la CABA, el precio en dólares del m2 construido se redujo a US$ 3.225 (-1% entre el segundo trimestre de 2918 y el cuarto). Asumiendo que se mantiene en el trimestre en curso, la relación precio-costo metro cuadro en pesos se eleva a casi 4,50 (30% mayor que un año atrás)”.

 

Como síntesis, desde ACM dijeron: “En conjunto, podemos decir que tanto los precios mayoristas como los costos de construcción mostraron un incremento muy superior al mes de enero. A pesar de la merma en la actividad, la depreciación del tipo de cambio de casi el 6% en febrero y la variación en la cotización de ciertos commodities han impactado en los precios, en especial en aquellos productos de origen agropecuario y en la energía eléctrica”.

 

Con el empuje mayorista de febrero y la suba del dólar (ayer escaló 50 centavos hasta $ 40,50, pero llegó a operar 70 centavos arriba), los números de marzo, como explicó ayer El Economista, vienen altos y tienen un piso de 3,5%, pero no se descarta que supere 4%, incluso.

 

 

Desancladas

 

La inflación esperada por la población para los próximos doce meses subió a 40% en marzo, según el último informe de Expectativas de Inflación de la UTDT, publicado ayer. Según el promedio, las expectativas de inflación subieron nada menos que 3,9 puntos porcentuales respecto de la medición de febrero pasado y se ubican en 40,8%.

 

En los últimos cuatro años, la mediana de la inflación esperada fue 40% en un solo mes, nunca mayor a 40% y menor a 40% en 47 meses. Todo un dato.

 

Evidentemente, los datos de inflación general de enero (2,9%) y febrero (3,8%), junto con lo que está pasando en marzo, alertaron a los consumidores. En términos técnicos, las expectativas de inflación se desanclaron. Curiosamente, el informe de la UTDT suele ser un mejor predictor de la inflación que el REM del BCRA.

 

En la distribución regional, según la mediana, las expectativas de inflación se incrementan tanto en la Capital Federal como en el interior del país y en el Gran Buenos Aires, con respecto a febrero y, según el promedio, las expectativas de inflación suben en las tres regiones. En la distribución por nivel de ingreso, según la mediana, las expectativas de inflación se incrementan tanto para la población de ingresos altos como para la de ingresos bajos. Según el promedio, las expectativas suben para ambos sectores.

 

 

 

 

Dejá un comentario