La incertidumbre política condiciona a la inflación

15 de marzo, 2019

macri cristina consenso

Por Camilo E. Tiscornia  Economista y Director de C&T Asesores Económicos

 

Como suele pasar los años de elecciones en Argentina, lo que ocurra en materia económica va a estar condicionado, primero, por la expectativa del resultado de las mismas, y luego por el resultado que finalmente ocurra. La inflación no va a escapar de esta lógica.

 

A hoy, la incertidumbre política es muy elevada. En primer lugar, porque no están definidos los candidatos. Y, en segundo lugar, porque los dos con mayores chances tienen implicancias absolutamente distintas respecto de la política económica futura.

 

En Argentina esa incertidumbre se traduce en demanda de dólares y, por ende, presión al alza en el tipo de cambio. Habitualmente, estos movimientos han sido contenidos con ventas masivas de dólares por parte del banco central, dado que los gobiernos son conscientes de que sus chances electorales dependen críticamente de que el dólar no se escape.

Te puede interesar:  Mal dato para la economía: en marzo, el Emae cayó 6,8% interanual

 

 

Pero hoy el BCRA se ve impedido de hacerlo hasta que el tipo de cambio no llegue al techo de la zona de no intervención en $50,4. Antes de ese límite, sólo puede intervenir en el mercado de futuros (y limitadamente) o subir la tasa de interés para contener el traspaso a dólares, pero con costo en términos de actividad económica.

 

Estas encrucijadas son las que vivimos en las últimas semanas en medio de un nuevo salto significativo del dólar. Era sabido que hasta mayo la inflación iba a estar cerca de 3% mensual por la alta concentración de aumentos de precios regulados, pero se esperaba que luego bajara. Lamentablemente, los últimos datos de inflación fueron mayores que eso y la suba reciente del dólar va a hacer que se demore la baja que se venía esperando.

 

La atenuación de los aumentos regulados se va a dar pero la incertidumbre respecto del dólar es muy alta. El Gobierno acaba de anunciar que el Tesoro venderá hasta US$ 9.600 millones a partir de abril como parte de su programa de financiamiento, según lo acordado con el FMI. Su expectativa es que esto, junto con el próximo pico de oferta de divisas por la cosecha gruesa, ayude a calmar al dólar.

Te puede interesar:  Las ideas de uno de los gurúes económicos de Alberto Fernández

 

Es probable que ayude, sobre todo en el corto plazo, pero lo determinante seguirá siendo la incertidumbre política y la evolución resultante del dólar en los próximos meses. A hoy, el escenario no es claro en estas cuestiones, por lo que es muy difícil precisar un pronóstico. En líneas generales, en los escenarios más probables, la inflación será menor que la del año pasado, pero probablemente más elevada que lo se esperaba hace apenas algunos meses, pudiendo superar el 30%.

 

Dejá un comentario