La CGT descomprime presión y se suma al 4–A

22 de marzo, 2019

 

Los gremios industriales (UOM, Smata) impulsan desde días atrás la convocatoria para movilizarse el próximo 4 de abril en “defensa del empleo y la producción nacional”.

 

Ayer, el Consejo Directivo de la CGT realizó la primera reunión del año luego de 130 días de inactividad y decidió tímidamente acompañar la manifestación, aunque aclararon que no estarán presentes en el palco.

 

De esa manera, la cúpula sindical descomprimió la situación de cara a la presión de las bases, aunque evitó quedar pegada a los gremios más combativos y cualquier posible gestualidad que pueda ser leída en clave electoral.

 

La reunión del Consejo Directivo fue encabezada por el binomio conformado por Héctor Daer y Carlos Acuña, luego de que Juan Carlos Schimd dejase la mesa de la CGT el año pasado en desacuerdo con las posiciones negociadoras.

 

La confirmación del apoyo a la próxima movilización coincidió con la difusión de las cifras por parte del Indec de desempleo que en 2018, alcanzó a 1.185.000 personas (9,1 %) mientras más de un cuarto de la población activa busca otro empleo.

Te puede interesar:  Alberto Fernández: "No habrá doble comando y el que toma las decisiones es el Presidente"

 

“Se procurará el consenso con todos los sectores para que la marcha del 4 sea multitudinaria en defensa del reposicionamiento de la industria”, sostuvo Daer en declaraciones a Télam.

 

En horas de la mañana, los gremios afiliados a la CGT pero habían retirado meses atrás sus delegados del Consejo (Camioneros, Smata, Bancaria) habían resuelto a apoyar la iniciativa con independencia de lo que resolviese la cúpula de la central obrera. La reunión se llevó a cabo en la sede de Smata de la Ciudad y estuvo encabezada por Ricardo Pignanelli. Desde dicho sector, buscan presionar a la central obrera para que declare un nuevo paro general.

 

En ese espacio acumulan volumen político dirigentes como Hugo y Pablo Moyano, Ricardo Pignanelli (mecánicos), Sergio Palazzo (bancarios) y Omar Plaini (canillitas) en el denominado núcleo FreSiMoNa (Frente sindical para un modelo nacional). A su vez, los gremios cegetistas en disidencia articulan con las dos CTA y con las organizaciones sociales en la Multisectorial que ya expresó su adhesión.

Te puede interesar:  Alberto Fernández: "No habrá doble comando y el que toma las decisiones es el Presidente"

 

Según pudo averiguar este medio, la manifestación tiene estipulada salir de Plaza Miserere pasar por las puertas del Congreso Nacional y finalizar en las intersecciones de las avenidas 9 de Julio y Avenida de Mayo.

 

“Este Gobierno dispuso una política que va en contra del empleo. El fracaso de esta administración es la destrucción de las pymes, a lo que hay que sumarle la inflación y las tarifas”, sostuvo el referente social, Daniel Menéndez ante El Economista.

 

“Aunque no tenemos expectativas de que haya cambios, no queremos dejar de llamar la atención respecto de la destrucción del empleo”, reflexionó. La convocatoria cuenta además con el apoyo de cámaras empresariales como la Asociación de Empresarios Nacionales (Enac), Apyme, la Central de Entidades Empresarias Nacionales (Ceen), Cgera y la Fundación Pro Tejer.

Dejá un comentario