El juez Ramos Padilla denunció espionaje ilegal

14 de marzo, 2019

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, denunció ayer en el Congreso la existencia de una posible “maniobra de espionaje ilegal” que tendría como centro al falso abogado Marcelo D’Alessio, que está detenido. En su exposición ante la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, planteó que el caso puede ir más allá de la simple acusación contra un fiscal, un periodista y un juez, indicó que D’Alessio aseguró que “hizo cosas” con las diputadas Elisa Carrió y Paula Oliveto, y advirtió que todo sería parte de una “organización al menos paraestatal”.

 

Ramos Padilla puntualizó sobre mensajes de WhatsApp y otras comunicaciones que protagonizó D’Alessio, quien está detenido acusado de haber extorsionado a un empresario agropecuario invocando el nombre del fiscal Carlos Stornelli. “El caso que puede involucrar a un fiscal, no a uno solo, sino a varios, a un periodista, a un juez, es ínfimo”, advirtió el magistrado. “Lo que estamos viendo puede perjudicar las relaciones con Estados Unidos, con Venezuela, con Israel y con Uruguay, porque esta organización tuvo incidencia en distintos ámbitos de incumbencia de varios países”, afirmó. En ese sentido, otro mensaje de WhatsApp revelado por Ramos Padilla expuso una conversación en la que D’Alessio supuestamente hablaba con el empresario Mario Montoto sobre la filial argentina de la empresa venezolana Pdvsa.

 

Te puede interesar:  Los anuncios de candidaturas por ahora sólo aportan incertidumbre

Ramos Padilla planteó la existencia de un posible vínculo del falso abogado con Carrió y Oliveto. Se refirió a un mensaje en el que el detenido a alguien identificado como “Romina Aduana” en el que afirmó “Yo hice cosas con ella (Carrió) y con Paula Oliveto. A disposición”.

 

Carrió respondió irónicamente desde su cuenta de la red social Twitter. “Ramos Padilla y el Frente para la Victoria me quieren ver presa. Tengo el pijama listo”, escribió en un mensaje que acompañó con una foto suya en la que aparece vestida con ropa a bastones negros y blancos.

 

 

El juez señaló que “quienes han sido objeto de esta investigación no tienen protección” y añadió que “se busca proteger la actividad de los periodistas, de los llamados objetivos”, porque “se debe cuidar al periodista que tiene alta responsabilidad para que no se vea engañado”.

Te puede interesar:  Roberto Lavagna confirmó su candidatura

 

Según señaló el magistrado en el Congreso, se trata “de una organización al menos paraestatal, con vinculaciones de todo tipo”. Y agregó que “muchos periodistas pueden haber sido afectados en su buena fe y haber formado parte de una maniobra de espionaje ilegal de la que ellos no tenían conocimiento”.

 

El juez de Dolores fue convocado a la comisión por su presidente, Leopoldo Moreau. Cambiemos no participó del encuentro, al que asistió el kirchnerismo, Alternativa Federal y la izquierda. Los legisladores oficialistas consideraron el encuentro “una puesta en escena” del kirchnerismo. “La reunión tiene el dudoso objetivo de informar sobre las distintas actividades de espionaje ilegales que se habrían realizado a varios periodistas, dirigentes políticos y personalidades afectando las garantías y los derechos que hacen a la tarea de prensa”, señalaron en una carta que dirigieron a Moreau.

 

“Si hay periodistas u organizaciones periodísticas preocupadas legítimamente por este tema, lo lógico sería convocarlos a ellos a nuestra comisión de Libertad de Expresión para tener su palabra y hacerles la consulta”, agregaron en esa misiva.

 

Hoy, la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos de Inteligencia, que preside el radical Juan Carlos Marino, analizará el caso D’Alessio.

Dejá un comentario