El Gobierno relativizó el paro docente

7 de marzo, 2019

Baradel paro docente

 

Con una marcha a Plaza de Mayo que incluyó discursos encendidos de los referentes gremiales docentes, comenzó ayer el paro nacional por 72 horas al que convocó la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera). El Gobierno le restó peso a la medida de fuerza que comenzó el día de inicio del ciclo lectivo, al señalar que la adhesión estuvo por debajo del 30%. Sólo siete jurisdicciones acordaron salarios con los maestros antes del comienzo de las clases.

 

Según datos del Ministerio de Educación que consignó la agencia de noticias Télam, la adhesión a la medida de fuerza fue menor al 30% en el primer día de su desarrollo. El titular de la cartera educativa, Alejandro Finocchiaro, subrayó que la huelga tuvo “baja adhesión”. El ministro estuvo ayer en una escuela primaria de Tres de Febrero, donde compartió el inicio del ciclo lectivo con la gobernadora María Eugenia Vidal y con el director de Cultura y Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny. También pasó por un jardín de Ramos Mejía, en La Matanza, distrito para el que se postula como intendente.

 

En Plaza de Mayo, una columna de docentes se concentró para exigir la apertura de una paritaria nacional. “Pedimos que el Gobierno Nacional cumpla con la ley, y convoque a la paritaria nacional. Lo de Alejandro Finocchiaro es una falta de respeto a los docentes”, sostuvo la secretaria general de la Ctera, Sonia Alesso, en declaraciones a la prensa. “El Gobierno fijó por decreto un aumento que aumentó el básico en 15% sin convocar a la paritaria nacional. Cuando quisimos poner la escuela itinerante, nos reprimieron y, salvo tres medios, en general ignoraron el hecho”, agregó.

Te puede interesar:  Para el Gobierno, el anuncio de Cristina es de "una lógica casi faraónica"

 

Hay solo siete jurisdicciones en las que los gremios docentes acordaron salarios con los gobiernos antes del comienzo de las clases. En la ciudad de Buenos Aires, el acuerdo fue por un 23% a pagar en tres tramos, más cláusula gatillo. En Mendoza, el incremento negociado para los docentes también fue de 23%, aunque a pagar en cuatro veces y con una actualización mensual por el índice de inflación.

 

En Santiago del Estero se dio el acuerdo más abultado, con un 40% de aumento, más actualización del bono de ayuda escolar. En Chubut, 38% más cláusula gatillo. Los docentes tucumanos acordaron con el gobierno de Juan Manzur un aumento de 25% a pagar en dos veces, con cláusula gatillo. En la provincia de Misiones, se acordó el 23% de aumento. En Neuquén, se otorgó una actualización salarial trimestral a partir del promedio de inflación marcado por el Indec y por las provincias de córdoba y Neuquén, más $5.000 de suma fija.

Te puede interesar:  La Pampa: el peronismo ratificó gobernador y arrebató Santa Rosa

 

El conflicto bonaerense

 

Entre las disputas salariales que siguen activas, la más resonante es la bonaerense. Los gremios docentes rechazaron la última oferta del gobierno de Vidal, que consistió en aumentos salariales según la inflación establecida por el Indec más una recomposición salarial del 5% por el poder adquisitivo perdido en 2018, año que se cerró sin acuerdo paritario.

 

Para el gobierno bonaerense, la adhesión al paro en la provincia fue del 38%, informó Télam. “Gracias a las familias por acompañar a los chicos hoy, a todos los docentes que abrieron las puertas de ésta y de tantas escuelas de la provincia para recibir a los chicos con todas sus ilusiones de primer día de clases”, dijo la gobernadora al inaugurar el ciclo lectivo en Tres de Febrero.

 

Según pudo saber El Economista de una calificada fuente del área educativa bonaerense, no habrá una nueva convocatoria a los gremios en lo inmediato, porque “el paro no es para fomentar el diálogo” y porque el aumento ofrecido “es una buena oferta” que lleva “el salario básico a $43.000 para un docente con jornada completa”.

Dejá un comentario