El consumo cae a dos dígitos

26 de marzo, 2019

consumo

El consumo privado pasa por un momento muy complejo. Además de las tasas altas y la recesión, conviven los salarios viejos con los precios nuevos. Los datos que van apareciendo están lejos de mostrar, como insinúan algunos funcionarios, que el salario real regresó a terreno positivo o que la economía, que tiene en el consumo a su principal motor, se haya estabilizado.

 

Hoy, el Indec difundió la encuesta de supermercados y autoservicios mayoristas y mostró que, en enero pasado, la facturación real cayó 10,5% en el primer tipo de establecimientos y 15,2% en los segundos. En concreto, los supermercados facturaron $45.485 millones (+40%) y los autoservicios mayoristas, $ 6.884 millones (+37,1%) a precios corrientes. Sin embargo, a pesos constantes de 2016, la cifra es de $23.921 millones y $3.501 millones, respectivamente, y allí se observan las caídas antes aludidas.

 

A la vez, el Indec informó que el índice de precios implícitos para enero mostró una variación porcentual de 56,5% respecto al mismo mes del año anterior y una variación porcentual de 3,5% respecto al mes anterior en los supermercados. En los mayoristas, la suba fue más amplia: 61,8% y 4%, respectivamente.

 

 

El e-commerce

 

El canal online crece, sobre todo en los autoservicios. Las ventas totales a precios corrientes (es decir, nominalmente) por canales online sumaron $55 millones allí, lo que representa poco de las ventas totales (0,8%) aun, pero tuvo una variación positiva de 130,4% respecto al mismo mes del año anterior. A la vez, las ventas totales a precios corrientes abonadas con tarjeta de crédito sumaron un total de $1.074.505, representando 15,6% de las ventas totales y su variación porcentual respecto a enero de 2018 fue de 54,7%.

 

En los supermercados, la tendencia es similar, pero más moderada: el canal online avanzó 84,3% (nominalmente) mientras que las ventas con crédito avanzaron 44,3%, un guarismo similar a la inflación.

 

Los shoppings

 

 

Sin embargo, el canal más perjudicado por el e-commerce son los shoppings. Hoy también lo mostró el Indec. Además de la retracción del salario real, la compra online desplaza el consumo en los centros de compras tradicionales. Así, las ventas a precios constantes de abril de 2016, alcanzaron, en enero pasado, un total de $3.116,0 millones, lo que representa una disminución de 15,1% respecto al mismo mes del año anterior.

 

 

RelatedPost

Dejá un comentario