Inicio » Finanzas » Afuera dólar y tasas bajan; adentro dólar y tasas suben



Afuera dólar y tasas bajan; adentro dólar y tasas suben


21 de marzo, 2019

dólar cae hoy cambiaria mercado capitales


 

Por Luis Varela

 

A contramano del mundo, el mercado financiero argentino volvió a dar la nota ayer: como si viviéramos en otro planeta, en el exterior los mercados van mostrando bajas en el dólar y en las tasas de interés, mientras que en la plaza local ocurre todo lo contrario, el billete verde sigue firme y las tasas de interés están en las nubes.

 

El joystick global estuvo ayer bajo la batuta de la Reserva Federal de Estados Unidos, que decidió mantener estables sus tasas de interés, con sus funcionarios además proyectando que no habrá más alzas este año, y que podrá haber una sola suba en 2020, porque anticipan una desaceleración de la economía estadounidense.

 

Esa decisión tuvo impacto directo en el valor de los bonos estadounidenses: hubo compras contado para aprovechar los altos niveles actuales y la tasa norteamericana a 10 años cayó hasta el 2,53% anual, su menor nivel en treinta meses, luego de haber estado por arriba del 3,5% anual durante algunos días de octubre del año pasado.

 

El menor premio en la tasa estadounidense generó una masiva salida de inversores del área dólar, por lo que el billete verde declinó frente a las monedas principales. En Japón el dólar rozaba los 112 yenes a principios de mes y ayer cerró a 110,70. Y el dólar también declinó contra el euro y el franco suizo (no contra la libra, que sigue empantanada en el Brexit).

 

Pero lo más destacable para los inversores locales es que el billete verde bajó de manera sensible en los principales mercados latinoamericanos. En México el dólar cotizaba a 19,60 pesos hace dos semanas y ayer cerró a 18,83. En Chile había llegado a 671 pesos y ayer cerró a 662. Y en Brasil (con Jair Bolsonaro visitando a Donald Trump en Washington) el billete verde cedió a 3,77 reales.

 

La baja de tasas de Estados Unidos y la perspectiva de ausencia de subas le concede a toda América Latina una buena oportunidad de refinanciación de deudas: hay que colocaciones de bonos nuevos es varias naciones, que buscarán rescatar papeles con tasas de interés altas, para colocar títulos con costos más amigables.

 

En Argentina, en cambio, la alta inflación interna, el parate económico y el proceso electoral siguen obligando al equipo económico a mantener los peajes del dinero con las barreras bien altas. Ayer, en una nueva movida de los inversores que buscan protección, el precio del dólar volvió a estar firme, a pesar de que el Banco Central sigue elevando las tasas a niveles incomprensibles.

 

Desde muy temprano la demanda de dólares se mantuvo y el billete verde llegó a valer cerca de la apertura por arriba de los $ 42 nuevamente, por lo que la autoridad monetaria decidió jugar fuerte y subir la tasa de las Leliq otro escalón más.

 

Con desconcierto por lo que puede venir con las elecciones provinciales y la presidencial de octubre, los inversores siguen buscando cobertura, abandonando el peso, sin pensar en los costos que se pueden llegar a pagar o las ganancias que se pueden llegar a perder.

 

Para frenar esa estampida, el BCRA elevó otro escalón las tasa de la Leliq, la herramienta a través de la cual el Central le paga renta sólo a los bancos: ayer le pagó 64,503% anual promedio, pero con máximo del 65,89% anual. Al tiempo que los bancos les pagaron a los inversores y ahorristas tasas de plazos fijos que fueron desde el 42% anual por plata chica hasta el 46% anual por plata grande.

 

Estas tasas de interés frenaron algo la demanda y el dólar bajó de la zona de los $ 42, pero igual terminó bien encima de los cierres del martes. El dólar minorista oficial subió 36 centavos hasta $ 41,95, el blue cerró sin cambios en $ 41,25 (mientras en homebanking los bancos pagan por los dólares valores inferiores a los $ 40), y con el dólar mayorista subiendo 35 centavos hasta $ 40,85, $ 1,74 pesos por arriba del piso de la banda cambiaria.

 

El freno a las tasas de la Fed desactivó la música alcista que venían mostrando las bolsas del mundo. Ayer hubo cierre mixto en la bolsa de Nueva York: el Nasdaq subió 0,1%, el S&P bajó 0,3% y el Dow achicó 0,6% (con subas para Netflix, Pioneer, Twitter, Mercado Libre y Facebook; pero con bajas para Viacom, Metlife, Fedex, Bank of America, Goldman Sachs y General Motors). Al tiempo que hubo una dura caída del 1,6% para la Bolsa de Frankfurt, con bajas también del 1,6% en la de San Pablo y suba del 1,8% en la de México.

 

Con ese patrón externo, y con el dólar firme y las tasas altas a nivel local, los títulos argentinos tuvieron un buen día. Ayer se vio un fuerte avance en los bonos de Brasil, México y Estados Unidos; con leve baja para los bonos de Grecia e Italia. Mientras que con buen volumen, hubo una fuerte suba para los títulos públicos argentinos, tanto que llegaron hasta el mejor valor de todo marzo.

 

El 80% de lo operado en bonos argentinos se transó en tres papeles: AY24 66%, AO20 8% y DICP 7%. En los extremos se vio un salto del 12,7% para el bono A2E3 y subas del 2% al 5,6% para los bonos BPMD, AA21D, DICPC, A2E8D, PUO19, CEDI, AA46D, TVPE y PARA. Y retrocesos del 1% al 2,7% para los bonos TVPA, A2E8, AM20, PBY22 y TVPP.

 

En la Bolsa de Buenos Aires la rueda fue buena. Con muchos negocios ( $ 1.057 millones), el índice Merval subió 1,1%. El 80% de lo operado en acciones se transó en nueve papeles: Petrobras Brasil se llevó el 23% del total operado y Galicia el 18%, con YPF reuniendo el 10% de los negocios.

 

En los extremos se anotó una suba del 7% para Grimoldi y alzas del 2% al 3,7% para Telefónica, Pampa E, Cresud, Tenaris, Macro, Mirgor, Petrobras Brasil, Semino YPF, Celulosa y Gas Natural, con bajas del 5,3% para Caputo y mermas de entre 2% y 3,5% para Rosenbusch, Camuzzi, Ledesma, Havanna, Aluar, Transener, Boldt, Cuyana, Cablevisión, Patagonia y Comercial del Plata. Los ADR argentinos en Nueva York estuvieron mixtos: con subas del 1% al 1,8% para Tenaris, Macro, YPF y Pampa E; y caídas del 4,6% para Irsa I y bajas del 1% al 1,4% para Edenor, Bunge y TGS.

 

Por último, el panel de commodities estuvo con mayoría de subas. El petróleo saltó 2,2% hasta US$ 60,12 por barril, su mayor precio en cuatro meses. Los metales preciosos estuvieron firmes: el oro subió 0,6% y la onza de plata mejoró 0,8%. Los metales básicos actuaron mixtos: el níquel subió otro 1,4%, su mayor precio en ocho meses, el cobre subió 0,5% y el aluminio cedió 0,2%. En Chicago: el trigo saltó 1,8%, la soja mejoró 0,2% y el maíz subió 0,1%. En Rosario hubo un salto del 3,1% para el maíz, suba del 2,4% para el trigo y mejora del 0,4% para el girasol, soja quieta. Y el bitcoin subió 0,4%, con mejoras similares para el resto de las criptomonedas.

 

Dejá un comentario