Un primer mes “prolijo”, pero con enigmas hacia adelante

21 de febrero, 2019

letes dólares Hacienda financiero superávit

Por Alejandro Radonjic

 

“En enero, el Sector Público Nacional No Financiero (SPNF) mostró un superávit primario de $16.658 millones, un incremento interanual nominal de 324% y un aumento, en términos reales, de 184%. La importante mejora del resultado primario fue producto de un diferencial de crecimiento entre los recursos totales (39%) y los gastos primarios (33%) que alcanzó los 6 puntos. Este diferencial se ubica en terreno positivo por 19° mes consecutivo, lo que no ocurría desde 2003-2004, lo que ratifica que el sendero hacia el equilibrio de las cuentas fiscales se está transitando de manera ordenada y sostenida”, dijeron, ayer, desde el Ministerio de Hacienda. Pero…como siempre, el diablo está en los detalles.

 

En enero, el Sector Público Nacional No Financiero mostró un superávit primario de $16.658 millones.

 

  • Los intereses también se pagan. Por un lado, el resultado “all-inclusive”, es decir, con intereses de la deuda. Sobre eso, Hacienda dijo: “El pago de intereses mostró un importante aumento en enero (157%), producto del alza en el tipo de cambio y las modificaciones en el perfil de servicios de deuda. El año pasado se prefinanció el programa financiero con importantes colocaciones a principios de año cuyos cupones se pagan (en 2019). No obstante, la previsión del pago de intereses para el año se ubica en línea con lo estipulado en el Presupuesto”, explicaron. En números, fueron $76.696 millones, casi cinco veces lo que se gastó en obra pública: $17.730 millones. Así, el resultado total fue deficitario en $60.038 millones, 131,9% más que en igual mes de 2018. Deflactando por la inflación acumulada, la profundización del déficit total alcanzó 55%”, dijeron desde Ecolatina.

 

  • ¿Se podrá sostener? “Debido al fuerte componente estacional de algunas partidas del gasto, para alcanzar el equilibrio primario es necesario que el resultado sea positivo en muchos meses. En ese sentido, enero suele ser un mes superavitario para las cuentas públicas. Por el contrario, en junio y diciembre las prestaciones sociales y el pago de salarios son particularmente altos por el pago de aguinaldos y bonos extraordinarios que suelen hacerse en esos meses”, dijeron desde Ecolatina. “En consecuencia, el buen resultado de enero no implica que el resultado primario será positivo a lo largo del año. En contraposición, a medida que vayan pasando los meses y la actividad permanezca deprimida, deteriorando los ingresos fiscales, las arcas públicas sentirán el impacto de la recesión. Incluso, para fin de año proyectamos que el resultado fiscal primario será levemente negativo. En este sentido, la meta de equilibrio pautada con el FMI no se alcanzará. No obstante, ese desenlace no impedirá acceder a los desembolsos pautados en el acuerdo Stand-By: contemplando los ajustadores, el rojo primario podría alcanzar hasta $71.600 millones o -0,4% del PIB sin demandar una revisión del acuerdo”, dijeron en Ecolatina.
Te puede interesar:  Cristina vice, ¿empuja o arrastra al mercado?

 

El dato. Los subsidios económicos treparon hasta $17.564 millones (+92% interanual) y desde el Gobierno lo asociaron a “la baja ejecución registrada en igual mes de 2018 y al impacto de la suba en el tipo de cambio”.

 

  • La Justicia “juega”. Conforme a la decisión de la Corte Suprema de Justicia, el Gobierno deberá devolver a la provincia de San Luis $15.000 millones en concepto de retenciones de la coparticipación acumuladas desde 2006 y la actualización de ese capital. Esa resolución induce a pensar en una salida similar para el conflicto con la provincia de Santa Fe que se encuentra en la misma posición. “Si los montos se actualizan de la misma forma, el costo fiscal para el Tesoro ascendería a $75.000 millones, lo que representaría alrededor de 0,4% del PIB según nuestras proyecciones de crecimiento e inflación”, dijeron en Ecolatina. Esa cifra es similar al total de las transferencias corrientes a todas las provincias estimadas para 2019, agregaron, “a la par que es levemente superior al tope de los ajustadores pautados en el acuerdo con el FMI”. En consecuencia, la medida de la Justicia no es despreciable en el ejercicio fiscal. No obstante, en la misma sentencia se permite que las partes acuerden los plazos y las formas en que se cancelará la deuda. Si bien los gobiernos de ambas provincias son opositores, lo que podría dificultar la negociación, luce muy poco probable que todos los pagos se materialicen este año.
Te puede interesar:  Eliminan tasa a importaciones para proyectos fabriles, soja y bienes para Vaca Muerta

 

“Ordenar las cuentas públicas es el único camino hacia un desarrollo sostenible”, dijo el ministro de Hacienda.

 

  • Ojo con las retenciones. “Los mayores ingresos por derechos de exportación están lejos de la proyección de Hacienda que realizó en septiembre, pero están sirviendo para que la brecha entre ingresos y gastos sea creciente”, dijeron en LCG. En rigor, la mitad del viaje hacia el déficit 0% debería ser financiado por los ingresos de las retenciones. Más allá de que crecieron 443,2% interanual, apenas fueron de $14.706 millones. Aun así, desde LCG dijeron: “Consideramos que el resultado es positivo debido a la mayor expansión de ingresos en relación a los gastos. Si bien es el primer dato del mes creemos que será bien recibido por inversores y analistas”. Pero también advirtieron que el déficit financiero preocupa y agregaron que “se empiezan a ver mayores gastos en intereses relacionados con la deuda del Tesoro, mientras que antes se hacía cargo el BCRA a través del pago de su pasivo remunerado”.

 

Dejá un comentario