S&P Merval prepara más cambios para marzo

1 de febrero, 2019

Bolsa mercado dólar

 

El S&P Merval sigue avanzando, y en todo sentido. Ayer escaló 0,94% y subió 20,1% en enero. Mientras, ByMA prepara, en el marco de su alianza con S&P Dow Jones, las novedades metodológicas que se lanzará el 15 de marzo.

 

“Los nuevos índices se implementarán completamente el 15 de marzo”, según pudo averiguar El Economista. Una novedad es que el Merval se calculará en base a la capitalización de mercado ajustada por flotación libre en lugar del valor negociado, junto con la implementación de todo un conjunto de nuevas reglas.

 

Además, el número de índices se reducirá de cinco a dos, pero con el paso del tiempo. El primero, y más amplio, será el Indice de Cobertura General de S&P (no se podrá invertir allí por el pequeño tamaño de algunas compañías), pero se asemejará al Indice General e incluirá a todas las compañías listadas. El segundo será el S&P Merval, un índice ponderado por capitalización de mercado e invertible, que reemplazará a los otros cuatro índices tradicionales (primero el Merval 25 y Burcap y, luego, Merval y Merval Argentina). Todos los índices serán ajustados por flotación libre, la práctica más común para la mayoría de sus índices bursátiles internacionales.

 

La frecuencia de rebalanceo se reducirá y, a partir de marzo, cambiará sus componentes semestralmente (marzo y septiembre) mientras que el Indice General hará lo mismo cada doce meses (también en marzo). El reequilibrio de los índices locales estará alineado con otros calculados por S&P.

 

 

Por todo eso, los nuevos criterios excluirán los nombres icónicos de los índices, entre ellos, Tenaris y Petrobras Brasil, que explican más del 10% del índice, y llegaron a tener picos de 30%.

 

El objetivo principal detrás del S&P Merval es proporcionar una exposición pura al ‘riesgo argentino’. A su vez, para empresas que solo cotizan fuera de Argentina, pero que podrían considerar un listado local, como Meli, Caap y Deps, o compañías en una zona gris, con algunas operaciones en Argentina y otras afuera, un comité integrado por representantes del ByMA y el S&P discutirá caso por caso y examinará y evaluará cuán representativa es Argentina en sus números, entre otras variables. Los criterios para calificar en el índice serán más estrictos. Tendrá un límite en cuanto al peso máximo que una sola empresa puede tener en el índice (15%). También, deberán tener un valor de mercado (ajustado por flotación) de $2.500 millones. Asimismo, con el fin de mejorar la liquidez del índice introducirán dos criterios sobre ese eje. Por un lado, cumplir con un requisito mínimo en relación a la Mediana del Valor Diario de Transacciones (MDVT) para que las acciones elegibles cuenten con un MDVT superior a $2,5 millones. Se utilizarán un promedio de los últimos seis meses. Asimismo, habrá un requisito mínimo en relación al ratio anualizado de la MDVT de los últimos seis meses para las acciones elegibles y será de 10%. Es decir, el valor negociado debería ser de 10% del market cap.

 

El nuevo índice Merval de S&P tendrá un piso de 20 componentes. Si no se llega, se relajarán algunos criterios de selección para garantizar la cifra.

 

“Es un acuerdo estratégico, que va más allá del cambio metodológico y la elecciones de S&P Dow Jones como agente de cálculo. Además, la gobernanza de los índices también se alinea con las mejoras prácticas internacionales. S&P Dow Jones es una firma regulada internacionalmente que cumple con las mejores prácticas”, dice Christian Khatchikian, Gerente de Market Data del ByMA, ante El Economista. “Nos va a dar un sello de calidad y va a dar a ByMA la posibilidad de expandirnos internacionalmente porque los índices se podrán listar afuera. Además, vamos a poder empezar repatriar nuestro mercado de capitales, así como ofrecer nuevos productos, dando más herramientas a los inversores”, agrega y concluye: “Va a ayudar a desarrollar el ecosistema del mercado de capitales”.

 

RelatedPost

Dejá un comentario




Dejá un comentario