Inicio » Finanzas » Largada en falso para los que salen del “carry trade”

Largada en falso para los que salen del “carry trade”

12 de febrero, 2019

Dólar dólares

 

Por Luis Varela 

 

Como si se tratara de una de esas fallidas largadas en Palermo o en San Isidro, con los caballos y los jockeys obligados a volver a las gateras, el mercado cambiario argentino tuvo ayer un marcado pulso alcista en la apertura de los negocios, pero con el correr de la horas los valores se fueron amortiguando, por lo que el billete terminó con subas, pero con los valores todavía colocados por debajo del piso de la banda cambiaria.

 

Aunque en realidad el dólar no fue noticia ayer únicamente en Argentina: marcó subas consistentes en todos los mercados, contra todas las monedas. Y la música que movió a los inversores tiene en el centro de la escena la aversión al riesgo por el conflicto entre China y Estados Unidos, pero también por el Brexit, que empieza a entrar en un epílogo con semanas para alquilar balcones.

 

Hay mucha inestabilidad en muchas economías, tanto que la directora del Fondo Monetario Internacional salió a decir que estamos en un año clave, que podrá presencial una tormenta sobre la economía global.

 

Ante ese escenario, ayer, el dólar subió en el exterior contra todas y cada una de las monedas principales: avanzó 0,7% contra el real, la libra y el yuan, trepó 0,6% contra el chileno y el yen, tuvo un alza del 0,5% contra el franco suizo y subió 0,4% contra el euro.

 

En Argentina, mientras tanto, pegó un salto en la apertura: muchos de los que vienen haciendo carry trade, colocados en pesos por las altas tasas de interés, deciden bajarse de la tasa en pesos y pasarse al dólar billete, pero con el correr de las horas fueron apareciendo liquidaciones de operaciones sobre todo en el mercado de granos, y se vienen los dólares de la nueva cuota del préstamo del FMI, y con eso el dólar frenó el respingo.

 

Finalmente, el dólar minorista oficial subió 17 centavos hasta $ 39,09, su mayor precio desde septiembre del año pasado, el blue subió 50 centavos hasta $ 38 y el dólar mayorista subió 6 centavos hasta $ 37,91, aunque todavía está 24 centavos por debajo del piso de la banda de intervención.

 

Detrás de la evolución del dólar, otras monedas se vieron afectadas contra el peso argentino. Medidas en pesos, la libra bajó 19 centavos hasta $ 48,78 pesos, el euro bajó 7 centavos hasta $ 42,77 y el real bajó 5 centavos hasta $ 10,10.

Te puede interesar:  El dólar volvió a subir y el BCRA mostró sus armas

 

Y lo ciertamente distintivo del día es que, a pesar de la firmeza del dólar, el Banco Central y los bancos en general siguieron bajando de manera consistente el nivel de las tasas de interés. Durante el fin de semana se siguió debatiendo en la centralita de Reconquista 266 como será para los bancos el mecanismo de desarme de las Leliq desde ahora hasta fines de abril, pero Guido Sandleris volvió a imponer un nuevo pulso bajista al costo del dinero.

 

Mientras los bancos siguen cobrándole tasas astronómicas a los endeudados con tarjetas o con préstamos que vienen con retrasos, el BCRA bajó ayer del 46,243% a 45,155% anual la tasa de las Leliq, mientras que las entidades achicaron hasta el 36% anual la tasa de los plazos fijos por plata chica y hasta el 39% los plazos fijos por plata grande.

 

Frente a este movimiento de pinzas entre el dólar y las tasas, las operaciones con títulos argentinos, tanto públicos como privados, tuvieron un patrón en común: hubo bajos niveles de operaciones, con precios en general sostenidos, algo que para varios expertos será difícil de mantener a medida que se vayan acercando las elecciones provinciales, según los resultados que se vayan conociendo.

 

Ayer, mientras en el mundo se vio una fuerte baja para los bonos de México, con descenso para bonos de Alemania y Singapur, los títulos públicos argentinos tuvieron una suba de hasta el 0,3%, pero con un nivel de operaciones nada destacable.

 

El 80% de lo operado con bonos se transó en apenas dos bonos: el bono AY24 se llevó el 74% de las operaciones totales y el bono TC20 acumuló el 6% de los negocios. Así, en los extremos, se observó una suba del 6,7% para el bono PBD19 y alza del 1 al 3,5% para los bonos CUAP, PBF23, BD2C9, TC23, AA37, PUO19, BPLD y PUM21. Con una baja del 1 al 2,4% para los bonos PB24D, PAY0, AA26D, PARY, AC17D y AC17.

 

En las bolsas del mundo el resultado en general fue bastante apático. Hubo cierre mixto en la Bolsa de Nueva York: con baja del 0,2% para el Dow, y con subas del 0,1% para el S&P y para el Nasdaq. Al tiempo que la Bolsa de San Pablo volvió a anotar otro preocupante recorte del 1% mientras que México mejoró 0,2%.

Te puede interesar:  El BCRA busca la sintonía fina

 

En 25 de Mayo y Sarmiento, con el menor volumen en tres semanas (apenas $ 487 millones de pesos), la Bolsa de Buenos Aires subió 1%. El 80% de lo operado en acciones se transó en nueve papeles: G.F. Galicia reunió en 21% de los negocios totales, Pampa E tuvo el 14% de las operaciones y Petrobras Brasil el 12%.

 

Y en los extremos hubo subas del 2,5% al 6,4% para Banco Río Preferida, Pampa Energía, Rosenbusch, TGS, Introductora, Patagonia, Central Puerto, Banco Patagonia, Boldt, Costanera, Grupo Oeste, Mirgor, Gas Natural y Cablevisión. Con bajas del 1% al 3,6% para Polledo, Telefónica, Celulosa, Morixe, Petrobras Brasil, Indupa, Semino, YPF y Supervielle. Al tiempo que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York anotaron subas del 1% al 3,8% para Pampa E, TGS, Tenaris, IRSA P, Ternium, Globant y Galicia; con bajas del 1% al 2,6% para Irsa I, Cresud, YPF y Bunge.

 

Finalmente, la mejora global del dólar le imprimió una tendencia bajista a casi todos las commodities. Hubo baja del 0,8% para el petróleo: volvió a US$ 52,28 por barril. Los metales preciosos estuvieron débiles: la onza de plata bajó 0,8% y el oro cedió 0,5%. Los metales básicos también fueron a la baja: el aluminio cedió 0,1% y el cobre y el níquel perdieron 0,9%. En Chicago: la soja bajó 1%, el maíz achicó 0,3% y el trigo mejoró 0,1%. En Rosario hubo caída del 2,9% para el maíz, baja del 1,1% para el trigo y del 0,9% para la soja. Y el bitcoin bajó 0,4% y el resto de las cripto-monedas anotó bajas de hasta el 8%.

 

Como alternativa para los inversores que piensan que Mauricio Macri será reelecto, hoy y mañana puede participar de una licitación de bonos que realiza Rodríguez Larreta: saldrá a colocar deuda por US$ 200 millones en un papel a cinco años de plazo, con un rendimiento que evolucionará en pesos, con una tasa equivalente a Badlar mas 3,25% anual.

Dejá un comentario