La OMC advierte por máxima desaceleración del comercio mundial en 9 años

19 de febrero, 2019

OMC

El Indicador de Perspectivas del Comercio Mundial que elabora trimestralmente la Organización Mundial del Comercio (OMC) mostró hoy su cifra más baja en nueve años. La entidad multilateral prevé que los intercambios globales continuarán contrayéndose en este primer trimestre de 2019.

 

La OMC situó el indicador (que por encima de 100 muestra expansión del comercio y por debajo indica contracción) en 96,3 puntos, la peor cifra desde marzo de 2010 y 2,3 puntos menos que en el último dato de noviembre de 2018 (98,6 unidades).

 

 

El índice se elabora midiendo las tendencias de siete variables, desde la venta de automóviles hasta las exportaciones, el transporte aéreo de carga, las evoluciones de los componentes electrónicos o los productos agrícolas.

Te puede interesar:  Para el mercado, Brasil crecería sólo 1,24%

 

La merma simultánea de varios indicadores “debe alertar a los responsables políticos y ponerles en guardia ante una mayor ralentización económica si las actuales tensiones comerciales siguen sin resolverse”, señaló la OMC en un comunicado.

 

Incluso las cifras positivas del tráfico marítimo (al que podría seguir una caída), se deben a un coyuntural aumento del transporte de carga entre Estados Unidos y China por temor de ambas economías a futuras imposiciones arancelarias mutuas, según analizó la entidad.

 

Los indicadores más bajos se dieron en el comercio de componentes electrónicos (88,7 sobre 100), la producción y venta automotriz afectada por cuestiones como los recientes problemas técnicos en el sector en Alemania (92,5 puntos) o los movimientos en el mercado de materias primas agrícolas (94,3 puntos).

Te puede interesar:  No estamos solos

 

“La sostenida pérdida de ritmo refleja la urgencia de reducir las tensiones comerciales, que junto a los riesgos políticos y la volatilidad financiera pueden anticipar una desaceleración económica más amplia”, alertó la OMC, con sede en Ginebra.

 

Sin embargo, las tensiones podrían escalar el próximo mes si Estados Unidos y China intensifican su guerra arancelaria, algo que tendría consecuencias negativas para el sistema de comercio mundial.

 

Una nueva ronda de conversaciones entre ambas potencias se llevará a cabo en Washington a partir del martes. Más tarde en la semana se realizarán sesiones de seguimiento a un nivel superior, tal como anunció la Casa Blanca el lunes luego de una ronda de diálogos efectuada en Pekín la semana pasada.

 

Dejá un comentario