Inicio » Finanzas » La inflación no cede, suben más la tasa y el mercado se seca

La inflación no cede, suben más la tasa y el mercado se seca

26 de febrero, 2019

Macri Pichetto mercado tasas bolsa dólar bonos precios acciones mercado financiero

 

Por Luis Varela 

 

Mientras los precios de los granos volvieron a bajar, con gran preocupación en la cúpula del Gobierno, la orden directa de la Casa Rosada hacia el Banco Central fue encorsetar el precio del dólar a como dé lugar porque los datos de inflación son ciertamente alarmantes, ya que la variación de todo febrero tiende a acercarse a una suba de precios muy cercana al 4% mensual.

 

Inmediatamente, el titular del BCRA Guido Sandleris siguió las instrucciones al pie de la letra: el único valor que puede evitar que los precios salten por los aires es la quietud del dólar. Por eso, Reconquista 266 elevó ayer otro escalón la tasa de interés, colocado a las Leliq (los instrumentos que el Central le paga a los bancos) al borde del 50% anual.

 

La semana pasada el Banco Central ya había subido la tasa de las Leliq desde el 43,937% al 49,521% anual, pero ayer incrementó un poco más el torniquete, llevándola hasta el 49,829%. E, inmediatamente, los bancos van subiendo el premio que se paga por los plazos fijos: la tasa en esas herramientas subió del 34% al 36% anual por plata chica y del 36% al 38% anual por plata grande.

 

Lo notable del caso es que los expertos en precios afirman que, luego del índice del 2,9% registrado en la inflación de enero, y con 4% en febrero, el primer bimestre del año acumularía un aumento de precios minoristas del orden del 7%. Eso, según analistas, colocará a la inflación arriba del 30% anual.

 

Y lo absurdo del caso es que una tasa del 50% en las Leliq significaría para los bancos una escalofriante tasa positiva de 20 puntos por encima de la inflación estimada.

 

Por supuesto, estos niveles de suba en los precios internos trastoca todas las expectativas de política cambiaria por delante. En lo que se había planteado para este año, las bandas cambiarias tendrían un incremento del 2% en los valores de piso y techo, por lo menos hasta el cierre de marzo.

 

Pero si los precios internos siguen subiendo con un ritmo tanto más alto que la banda, Argentina volvería a sufrir este año un nuevo retraso cambiaria, que terminaría por extinguir otra vez la recuperación de las exportaciones y volvería a aumentar las importaciones.

Te puede interesar:  El dólar bajó 20 centavos y el mayorista cerró a $43,30

 

Por lo pronto, esta suba de tasas tuvo ayer efecto inmediato en el mercado local, con el dólar completamente aplastado, y con gran reducción de volumen en los montos operados en papeles argentinos, que siguen perdiendo cotización, tal como ocurre desde hace dos semanas.

 

Mientras la consultora Goldman Sachs recortó el panorama de crecimiento de América Latina para todo el 2019, y al tiempo que el dólar tuvo un día mixto en el exterior (subió contra el yen y el franco suizo, pero bajó contra el yuan, el euro, el real, la libra y el chileno), el billete verde estuvo planchado en el mercado local.

 

El dólar minorista oficial bajó 21 centavos hasta $ 40 pesos, el blue terminó sin cambios a $ 38,75, y el dólar mayorista bajó 17 centavos hasta $ 39,05, 51 centavos por arriba del piso de la banda. Mientras tanto, medidos en pesos, el real bajó 5 centavos, la libra lo hizo 5 centavos y el euro cayó 8 centavos hasta $ 44,33.

 

Estos corsés de tasas y dólar que viene aplicando el Gobierno de Macri al mercado para evitar que la inflación se dispare llegan de la mano con noticias muy malas sobre la actividad de la economía real. Ayer se conocieron datos en 30 sectores, pero por sólo citar algunos pueden destacarse tres:

 

  1. En inmuebles de la CABA, la cantidad de negocios cayó 54,9% y los precios bajaron 8,5% en dólares contra los valores de enero del año pasado.
  2. En los supermercados las ventas cayeron 8,7% y en los shoppings 13,3%
  3. Aun con derrumbe en el consumo, los precios de los electrodomésticos subieron 32% en enero.

 

Semejante cuadro de situación siguió deprimiendo el volumen operado con títulos argentinos. Ayer, con muy pocos negocios, los precios de los bonos y de las acciones siguieron mostrando sus flechas hacia abajo.

 

El 85% de lo operado en bonos se transó en cinco papeles: AY24 63%, AO20 13%, TC20 6%, PBA25 2% y DICA 2%, y en promedio los bonos locales declinaron otro 0,7%. En los extremos se vio un salto de para el bono pul26 y subas del 2% al 4,6% para los bonos A2E8, PARP, AC17C, AA46D, PR13 y JUS2D. Y bajas del 1% al 3,5% para los bonos BDC20, PARAD, PARA, BDC24, A2E7, PUM21, AY24, AA25 y TVPE.

Te puede interesar:  El dólar bajó 20 centavos y el mayorista cerró a $43,30

 

En el exterior, mientras tanto, los mercados de Estados Unidos, Europa y Asia siguieron mostrando precios en general hacia arriba, pero cada vez con menos fuerza. Hubo suba del 0,1% al 0,4% en los índices de la Bolsa de Nueva York, con alza para General Electric y Alibaba y con bajas para Barrick Gold y Petroleo Brasileiro. Mientras que las bolsas latinoamericanas se van apagando: hubo bajas del 0,7% en la de San Pablo y del 0,2% en la de México.

 

Con una rueda absolutamente mediocre, la Bolsa de Buenos Aires perdió ayer 0,9%, con un monto negociado que llegó a apenas a $ 531 millones. El 80% de lo operado en acciones se transó en once papeles: G.F. Galicia se llevó el 17% de los negocios, Supervielle tuvo el 16% y Petrobras Brasil el 12%.

 

En los extremos se vio un salto del 15% para Petrolera del Conosur y alzas del 2% al 4% para Caputo, Grimoldi, Costanera, Colorín, TGS y Longvie. Con caídas del 7% para Introductora y bajas de entre 2% y 3% para Agrometal, Telecom, Supervielle, YPF, Gas Natural, Quickfood, Macro, Richmond y Rigolleau. Y entre los ADR argentinos que se negocian en Nueva York hubo subas del 1% al 3% para Bunge, Irsa P, TGS y Ternium; y baja del 1 al 3,3% para Macro, Irsa I, Cresud, YPF, Pampa E y Telecom.

 

Finalmente, hubo variaciones significativas en commodities. Un tuit de Trump contra la Opep generó una caída del 3,3% para el petróleo, que cedió hasta US$ 55,38 por barril. Los metales preciosos estuvieron flojos, con el oro cediendo 0,1% y la onza de plata bajando 0,3%. Los metales básicos tuvieron un comportamiento mixto: el cobre subió 0,2%, el níquel bajó 0,2% y el aluminio cedió 0,5%. En Chicago hubo un desplome del 4,2% para el trigo, baja del 1,1% para el maíz y suba del 0,1% para la soja. En Rosario: el trigo bajó 2,8%, el maíz achicó 2,2% y la soja perdió 1,3%. Y el bitcoin cedió 3%, con clima mixto para el resto de las criptomonedas.

 

Dejá un comentario