La historia se repite: todo lo que subió, ahora bajó

8 de febrero, 2019

Numeros Bolsa activos

 

Por Luis Varela 

 

Los mercados mundiales parecen estar reciclando en febrero lo mismo que ocurrió entre septiembre y diciembre del año pasado. En los últimos meses de 2018, asustados por las amenazas de guerra comercial entre Estados Unidos y China, se produjo un descenso importante de activos de riesgo en todas partes. Y ahora la canción parece ser la misma.

 

Después de las conversaciones de acercamiento que se desarrollaron en Washington la semana pasada, ahora se desliza que no se está logrando limar asperezas entre las partes.

 

Entre setiembre y diciembre, Wall Street sufrió una baja de proporciones. El índice Dow Jones bajó 18,3% en ese momento, de 26.700 a 21.800 puntos, mientras que en esos mismos días el tecnológico Nasdaq se desplomó 23,5%, de 8.100 a 6.200 puntos.

 

Y en el mismo período, detrás de la caída de Wall Street también sufrieron todos los demás mercados, con los precios de las acciones y los bonos argentinos entre los más perjudicados. El índice Merval de la Bolsa porteña se desplomó 20%, de 34.500 a 27.600 puntos. Y los bonos argentinos anotaron descensos de hasta el 8%.

 

En los últimos días de diciembre, sin embargo, empezaron a aparecer señales de acercamiento, y todo lo que había bajado, recuperó con crecer, tanto en Wall Street, como en los mercados más inestables. La Bolsa de Buenos Aires, por ejemplo, llegó a subir 34% en dólares y los títulos públicos argentinos treparon en algunos casos hasta 10% en dólares.

 

Ayer, por ejemplo, hubo bajas del 0,9% al 1,2% en los índices de la Bolsa de Nueva York. Al tiempo que hubo una fuerte baja del 2,7% en la Bolsa de Frankfurt y del 1,1% en la de Londres, con la de San Pablo cediendo apenas 0,2% y la de México achicando 0,4%. Por supuesto, los papeles argentinos siempre exageran, tanto para arriba como para abajo.

Te puede interesar:  Datos externos y un peronismo dividido calmaron al mercado

 

Por eso, ayer, con $ 796 millones de pesos operados, la Bolsa de Buenos Aires retrocedió otro 2,2%, con el 80% de lo operado en acciones transado en ddiez papeles: Galicia tuvo el 22% de los negocios totales, Supervielle el 14%, Macro el 10% e YPF el 9%.

 

Así, en los extremos, se vieron subas del 1% al 3% para Capex, Quickfood, Phoenix, Patagonia, Banco Río – Pref, Celulosa y Telecom. Con caídas de entre el 3% y 5,9% para Camuzzi, Petrolera del Conosur, Caputo, Agrometal, Central Puerto, Gas Cuyana, Central Costanera, Transener, YPF, Rosenbusch, Loma Negra, grupo Valores, Cablevisión y TGS. Al tiempo que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York sufrieron bajas que fueron del 1% al 4% para YPF, TGS, Irsa I, Tenaris, Francés, Irsa P, Pampa E, Bunge y Cresud.

 

Pocos días después de que Paraguay colocó un bono a 30 años con una tasa del 5,4% anual, ayer se vio una fuerte baja para los bonos de Grecia, Italia y de Brasil. En tanto que, con buen volumen de negocios, hubo un nuevo paso atrás para los bonos argentinos. El 80% de lo operado en bonos se transó en dos papeles: AY24 67% y DICA 12%. Y en los extremos hubo subas del 1% al 3,8% para los bonos DICPD, TO21, PARA, CEDI, PUM21, LTDL9 y DIP0. Derrumbe del 9% para el bono BPLDD y retrocesos del 1% al 3,1% para los bonos TU27D, BPLD, AC17D, TVPP, PARP y DIA0D. Debido a este paso atrás en los títulos públicos, el riesgo país de Argentina subió otra vez hasta 670 puntos básicos.

Te puede interesar:  El mercado valora la moderación, pero también duda (más) por la reelección de Macri

 

Todo este movimiento de papeles es exagerado por las consultoras y brokers, que intentan inducir a los inversores para que cambien de posición, y que con eso se acrecienten sus comisiones. Y lo que más se destacó fue una nueva ola de posiciones mundiales de otras monedas hacia el dólar, tanto que el billete verde volvió a recuperar terreno en casi todas partes.

 

Y, obviamente, esa tendencia se acrecentó en Argentina. El Banco Central, asustado, compró menos billetes para que la ola a favor del dólar no fuera tan grande: bajó de US$ 75 a 25 millones de dólares la adquisición diaria. Con eso, el tipo de cambio oficial subió 33 centavos hasta $ 38,92, el blue subió 50 centavos hasta $ 37,75 y hubo una suba de 30 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 37,82, que igualmente quedó a 23 centavos por debajo del piso de la banda cambiaria.

 

Con eso, ayer el BCRA perdió reservas por US$ 26 millones, hasta US$ 66.974 millones. Y, medidos en pesos, también variaron las paridades de otras monedas: la libra subió 47 centavos, el euro 28 y el real 3.

 

El temor que mostró el Central en cuanto a la compra de dólares no se vio en cuanto a la decisión de seguir bajando la tasa de interés de manera contundente. El BCRA achicó la tasa de las Leliq del 48,824% al 47,55% anual. Y, por primera vez desde la devaluación, los bancos pagan en plazos fijos con tasas inferiores al 40% anual. Ayer pagaron 39% anual por plata chica y 41% por plata grande.

 

Dejá un comentario