Fallo para San Luis con peso nacional

20 de febrero, 2019

Expectativa por fallo clave de la Corte

 

La Corte Suprema de Justicia de la Nación hizo lugar ayer a una demanda iniciada por la provincia de San Luis contra el Estado nacional por fondos de coparticipación, por la que el Gobierno deberá abonarle a la provincia puntana $15.000 millones. Se trata de un fallo que abre expectativas por un desenlace similar para una demanda interpuesta por Santa Fe.

 

Se trata de fondos que habían sido retenidos para la Anses, a partir de una retracción de 15% de la masa coparticipable que se había establecido en la época menemista. Cristina Kirchner, antes de dejar el poder en 2015, definió anular ese 15% que las provincias cedían a la Anses, lo que generaba un gasto extra de unos $130.000 millones. Se negoció un pago con bonos y un nuevo reparto de la coparticipación, pero San Luis y Santa Fe no aceptaron y continuaron los juicios.

 

 

Con las firmas de Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, el máximo tribunal decidió que “corresponde aplicar la tasa pasiva promedio del Banco Central de la República Argentina, rechazando de esta manera el criterio de la provincia de San Luis que postuló que se aplique la tasa activa del Banco Nación Argentina (para calcular intereses) a fin de atemperar los efectos de la desvalorización de la moneda”, informó el Centro de Información Judicial (CIJ).

Te puede interesar:  Cae el consumo: en shoppings bajó 17,6% y en supermercados, 12,1% en febrero

 

En Santa Fe, hay “expectativas de que la Corte, con este antecedente, se expida prontamente en los mismos términos”.

 

Además, la Corte “desestimó lo solicitado por el Estado Nacional respecto de la aplicación de la tasa del 6% anual prevista en el Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas, al que la actora (San Luis) no ingresó, e impugnó judicialmente, y en el Consenso Fiscal, no suscripto por San Luis”. La corte consideró que “no deben considerarse capitalizables los intereses”.

 

Según un informe que ayer difundió el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), firmado por Nadin Argañaraz y Ariel Barraud, los $15 mil millones que la Corte obliga a pagarle a San Luis representan el 0,08% del PIB esperado para 2019 y la mitad de lo que recibirá la provincia este año por coparticipación.

 

El fallo de la Corte tiene implicancias que van más allá de la provincia que gobierna Alberto Rodríguez Saá. La provincia de Santa Fe tiene un reclamo similar por coparticipación en el máximo tribunal que, de prosperar y según cálculos del Iaraf, significaría casi $60.000 millones (un 0,33% del PIB).

 

En el gobierno santafesino, el fallo de ayer a favor del reclamo de San Luis tuvo una repercusión muy favorable y generó interés por lograr una sentencia que también habilite la llegada de fondos a la provincia. Una fuente cercana al ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione, afirmó a El Economista que el fallo para San Luis “genera expectativas de que, en base a ese antecedente, la Corte pueda expedirse prontamente en los mismos términos respecto a los fallos de Santa Fe, que son idénticos a los de la provincia de San Luis”.

Te puede interesar:  Apuntes tras un día de nervios

 

“Entendemos que es positivo que, atento a la ausencia de un acuerdo con el Gobierno Nacional respecto del criterio de actualización, la Corte determine cuál es la tasa de interés que debe utilizarse”, agregó la fuente santafesina.

 

“Estimamos que en las próximas semanas habrá un fallo similar para Santa Fe”, auguró el gobernador Miguel Lifschitz en declaraciones a Télam.

 

Carlos Rosenkrantz, presidente de la Corte Suprema de Justicia, patrocinó a la provincia de Santa Fe en su reclamo por los fondos coparticipables. Por ese motivo, se excusó de votar en el fallo que favoreció ayer a San Luis.

 

El ministro de Justicia, Germán Garavano, opinó sobre el fallo. “No nos genera mayor preocupación. Tiene que ver con un proceso que ya se viene dando desde hace muchos años y que está relacionado con decisiones que tomaron otros gobiernos de otros signos políticos de otras épocas sobre cómo se hacía la distribución de los ingresos”, afirmó.

 

 

RelatedPost

Dejá un comentario