Angeli: “A los bancos digitales nos conviene que haya competencia”

1 de febrero, 2019

Stefano Angeli

 

Entrevista a Stefano Angeli Ceo de Rebanking Por Enrique Pizarro

 

Al concepto de bancos digitales, que este año tomará fuerza en Argentina con el lanzamiento de nuevas compañías, se suman más propuestas. Luego del inicio de Wilobank a mediados del año pasado y de la apertura gradual de Brubank desde principios de este año, a la oferta de bancos sin sucursales que funcionan completamente online se suma el grupo Transatlántica con su proyecto Rebanking, que a partir de marzo empezará a operar bajo esta modalidad que ofrece los mismos servicios que un banco tradicional, pero siempre desde un smartphone.

 

En diálogo con El Economista, Stefano Angeli, Ceo de Rebanking, indicó que esta compañía, que inicia con una inversión de US$15 millones y con 110 empleados, buscará llegar a las personas que están por fuera del sistema financiero. Para el joven ejecutivo de 30 años, al ser un segmento bastante grande, es “una gran oportunidad de negocio”.

 

¿Por qué les interesó la modalidad digital?

Nosotros empezamos a planificar y a pensar cual iba a ser el modelo de negocio que permitiera un crecimiento más acelerado y que sea un negocio rentable y sustentable a largo plazo, es decir, a cincuenta años. Dentro de las distintas oportunidades o modelos que observamos que uno puede montar, identificamos que la banca digital es lo que más va a crecer y sostenerse en el tiempo.

 

Los costos operativos deben ser mucho más bajos.

En las proyecciones lo que vemos es que la rentabilidad de un modelo de negocio de banca digital es mucho más alta que la de banca tradicional. Básicamente, porque uno puede licuar costos fijos entre mayor cantidad de clientes y puede tener un alcance a una masividad de clientes mucho más alta sin invertir en la misma estructura de recursos humanos o de alquileres de inmuebles y demás cosas que se invierten en el modelo tradicional.

Te puede interesar:  Salarios en retroceso y alza del precio explican derrumbe del mercado automotriz

 

¿Qué esperan generar ustedes en el mercado con este producto?

Nosotros creemos que junto con el resto de los bancos digitales que están saliendo estamos creando una nueva industria y no es tanto una competencia con la banca tradicional. Yo creo que con este servicio se va a generar una nueva oportunidad para bancarizar y formalizar a la economía argentina. Creemos que la experiencia de usuario, la posibilidad de hacer todo remoto, facilitará a que una persona que tenía mucha fricción y era reticente a los servicios financieros, se pueda volcar con más facilidad al digital.

 

Los argentinos tienden a desconfiar incluso del banco tradicional. ¿No tendrán miedo a poner su dinero en un banco que no está físicamente?

Es un caso similar al e-commerce. Al principio la gente se preocupaba porque no sabía a quién le estaba pagando, a quién le daba la tarjeta, si le llegaría el pedido o no. Básicamente, si la compañía cumple con la promesa que hace cuando vende, se va haciendo un círculo virtuoso en donde si el cliente que primero entró quedó conforme, empieza a referir a sus conocidos y se genera un sistema de referencia en donde la gente va confiando no en el mensaje sino en la realidad de los hechos.

 

Es un terreno que hay que ir ganando de a poco…

Justamente, es un punto a favor no ser los únicos en el mercado. Creo que toda la banca digital va a tender a educar al sistema para decir que esta modalidad es igual o más segura que la banca tradicional. Porque a nivel normativo, tenemos las mismas regulaciones de seguridad informática que tiene cualquier banco tradicional.

 

La competencia entonces les conviene.

Claramente. Lo que se está generando es un ecosistema de compañías de servicios financieros digitales que en definitiva hacen que la educación del sistema para que se vuelquen a la banca digital sea mucho más fácil. Toda la educación va a generar una conciencia en el mercado. De hecho, acciones de marketing una al lado de la otra, por más que sean competencia, van a hacer que las personas estén mucho más expuestas a la propuesta de la banca digital que si fuera una sola compañía la que se estuviera lanzando.

Te puede interesar:  Etchevehere y Bergman inauguraron el primer tambo con energía solar

 

Todas ofrecen un servicio similar. ¿Qué valor diferencial tiene su propuesta?

Creo que la mayor diferencia entre la banca digital va a venir por la interfaz de usuario, la usabilidad y la experiencia del cliente. Esto no es sólo una cuestión del diseño de la aplicación, sino de todo el combo entre la forma de adquirir los productos, la atención de usuario, la forma en cómo me relaciono con él, el tono de la comunicación. Nuestro objetivo no es decir “tengo estos servicios financieros, ¿cómo los vendo?”, sino pensar en la mejor forma de relacionarse con los clientes y después vender los servicios financieros.

 

¿Qué expectativas tienen para este y los próximos años?

Para la banca individuos, pretendemos adquirir unos 65.000 clientes a finales de este año. Y el objetivo que proyectamos a cinco años entre todos los segmentos de la entidad, es decir, banca individuos, banca empresa y banca como plataforma, es captar un millón de clientes finales.

 

Justo empiezan en un año electoral y con incertidumbres…

La incertidumbre no nos frena en absoluto porque es un proyecto a muy largo plazo, a cincuenta años. La situación económica del país es bastante compleja, pero creemos que este año electoral, por las cosas que se han ido haciendo, el escenario debería cambiar positivamente. Sabemos que es una crisis que se va a mantener, pero creo que la economía va a mejorar

 

Dejá un comentario




Dejá un comentario