Una década diferente a otras en América Latina

17 de enero, 2019

Latina America contexto demográfico

 

El Ieral de la Fundación Mediterránea elaboró un informe cuyo título es “La década diferenciada de América Latina” en el que destaca, que a diferencia de lo que ocurría en el pasado, las economías de la región tuvieron un comportamiento dispar en los últimos años.

 

La década del ´80 fue considerada perdida por América Latina como consecuencia de la brutal suba de la tasa de interés que llevó adelante la Reserva Federal de Estados Unidos para enfrentar la escalada inflacionaria que se desató en 1979 con el aumento del precio del petróleo. Otro punto de inflexión, destaca el Ieral, se produjo en 2011 cuando finalizó el ciclo de alzas de las commoditties y hubo que diseñar políticas económicas con precios más moderados.

 

Las diferentes respuestas que cada país le dio al nuevo contexto explican porque entre 2011 y 2018 Argentina y Brasil tuvieron crecimiento cero mientras que Perú se expandió 31,6% y Chile 21,9%.

Te puede interesar:  La quiebra de una low cost hace tambalear la economía de Islandia

 

El trabajo exhibe el retroceso argentino en los últimos años más allá de las comparaciones que no son de mucha utilidad porque se trata de países con estructuras económicas diferentes y tanto Perú como Chile carecen del entramado industrial que exhiben Argentina y Brasil.

 

El desempeño de las exportaciones es particularmente decepcionante en el caso argentino y muestra una tendencia declinante a partir de 2011 y explica la recurrente falta de divisas genuinas que enfrenta el país.

 

Según el Ieral, la respuesta a la caída de los precios internacionales fue incentivar el gasto público que en Argentina pasó de 22,7% del PIB en 2003 a 41,4% en 2015. Esa política fiscal “desaprensiva” llevó a una mayor inflación en dólares y a la apreciación cambiaria deteriorando la competitividad de la economía. Entre noviembre de 2010 y noviembre de 2015, el peso argentino se apreció 41,8% contra el peso chileno.

Te puede interesar:  Todos los brotes son del viento: la economía volvió a caer

 

Finalmente se destaca que la inversión privada fue desplaza por la pública que resultó menos productiva y más cara como “muestran los Cuadernos y el Lava Jato en Brasil y Argentina”.

 

De todas maneras, el informe de Ieral termina con una nota optimista porque señala que lo ocurrido entre 2016 y principios de 2019 puede ser visto como una transición, que reconoce “costosa” pero en la que se están construyendo los cimientos –entre ellos alinear los precios relativos del mercado local con los internacionales– para encarar los desafíos que tiene por delante la economía argentina.

 

Dejá un comentario




Dejá un comentario