Una apuesta innovadora de la firma Galileo

28 de enero, 2019

Cerró un acuerdo con la empresa belga Exmar para contratar por los próximos 10 años una barcaza que le permitirá exportar GNL

 

La empresa Galileo proyecta desarrollar una red de estaciones de carga de gas natural licuado (GNL), denominados “corredores azules”, en las principales rutas del país para abastecer al transporte de cargas con un combustible hasta 50% más barato que el gas-oil, y mucho más amigable con el ambiente.

 

El plan, que incluirá la oferta de surtidores de GNL para centros logísticos, funcionará sin conexión a la red de gas natural ya que serán abastecidos por un gasoducto virtual que la empresa desarrolló a partir de trailers modulares que se transportan por camiones, explicó el Gerente de Comunicaciones de Galileo, Julio Rodríguez.

 

El inicio del proyecto se remonta a mediados de 2018 cuando la compañía y la petrolera YPF comenzaron la licuación de gas disperso de los pozos no conectados a gasoductos, para convertirlo en el lugar en GNL mediante módulos Cryobox desde la boca misma del yacimiento.

 

Ese gas licuado permitió abastecer a la recientemente inaugurada Central Termoeléctrica de Anchoris, provincia de Mendoza, la primera independiente de los gasoductos y que permite reducir en 30% la emisión de CO2 en la generación de energía eléctrica respecto a otra similar a fuel-oil o gas-oil.

Te puede interesar:  Movistar presenta "Una nueva manera de mirar contenidos"

 

Según precisó el ejecutivo de Galileo, la independencia de una red de gas permite nuevas opciones tanto para generadoras eléctricas, como poblaciones remotas, transporte pesado terrestre, ferroviaria o marítimo (tal es el caso, ya en funcionamiento, de Buquebus en el Puerto de Buenos Aires), y una amplia gama de industrias.

 

Estaciones de servicio Tras afianzar la experiencia en los pozos de YPF en el sur de Mendoza y en Neuquén, Galileo avanzó en el desarrollo de un sistema de almacenamiento y prototipo de dispenser que en el futuro habrá de equipar las estaciones de servicio en ruta.

 

Para testear el sistema se sumó al proyecto la empresa de logística Andreu (la encargada del transporte de los módulos del gasoducto virtual) que incorporó a su flota seis camiones Scania G340 con motorización nativa a GNL, lo que desde este mes se convirtió en la primera experiencia del país en transporte bajo esta tecnología.

 

Los camiones están provistos de con dos tanques que permiten mantener el gas como combustible a una temperatura inferior a los 160 grados y con la presión adecuada, con los cuales logra una autonomía de 1.100 kilómetros, con un consumo similar al que brindaría un motor diésel convencional bajo norma Euro VI.

Te puede interesar:  Buscan inversiones mineras en Australia

 

En cuanto a costos, el consumo de combustible resulta hasta 50% menor respecto al diésel, lo que se presenta como una alternativa ideal para reducir los valores del transporte pesado, en un proceso de beneficios similar al que oportunamente el GNC significó para el transporte liviano.

 

La logística terrestre en base a GNL ya tiene un amplio desarrollo en Europa, donde el combustible se abastece por ultramar, y tiene alta penetración en China y Estados Unidos.

 

Con la abundancia de recursos que promete el no convencional de Vaca Muerta y la tecnología de desarrollo nacional, este tipo de combustibles puede tener una adaptación a la logística local ya que el ahorro que significa respecto al gasoil permite un rápido repago de los camiones. De hecho, YPF comenzará a licuar el gas de Vaca Muerta en Bahía Blanca para exportarlo a partir de este año.

 

Dejá un comentario




One Comment

Dejá un comentario