Macri y Bolsonaro unificaron discursos en su primera cumbre

17 de enero, 2019

Macri Bolsonaro Argentina Brasil

 

Round de estudio. Cumbre para afinar la sintonía. Reunión para pasar en limpio las miradas de uno y otro sobre el Mercosur, la relación bilateral (comercial, sobre todo) y abocarse a los principales temas geopolíticos de la región. La crisis en Venezuela, sobre todo. En ese sentido, el encuentro entre el presidente argentino Mauricio Macri y el brasileño fue satisfactorio. Por lo menos, en el balance provisorio de las partes.

 

En Itamaraty, Macri y su anfitrión coincidieron en la necesidad de “fortalecer la cooperación” entre los países para agilizar la agenda comercial, energética y de intercambio tecnológico y avanzar en la modernización del Mercosur. Para ambos, modernizar el bloque regional quiere decir “flexibilizarlo” para permitir a los países miembros realizar acuerdos de libre comercio más allá de las restricciones que el acuerdo hoy impone. Por caso, “rever la tarifa externa común, mejorar el acceso a mercados y avanzar en facilitación de comercio y convergencia regulatoria”, según consta en la declaración conjunta que firmaron.

 

Macri, en ese sentido, pretendió dejar en claro esa afinidad, con gestos y declaraciones de claro contenido político respecto del rumbo compartido. “Este viaje lo encaramos con el entusiasmo de reconocer que tanto a usted como a mi nuestros pueblos nos han elegido porque querían un cambio de verdad, que lleve a nuestras sociedades hacia adelante, respetando los valores centrales, del respeto de la democracia, las libertades y la cultura del trabajo”, dijo.

Te puede interesar:  Impacto y reacciones posibles de sus rivales

 

“Hoy empezamos a escribir un nuevo capítulo en la Historia de las relaciones entre Brasil y Argentina para beneficio de nuestros pueblos”, sostuvo Bolsonaro. “Estamos decididos a llevar reformas económicas para que suelte las amarras de nuestro crecimiento y que sea bueno para ambos países”, agregó el Mandatario, que lleva dos semanas en el gobierno. Y sentenció: “No hay tabúes en la relación bilateral. Lo que nos mueve es la búsqueda de los resultados concretos que sean buenos para el desarrollo de nuestros países y para el bienestar de los brasileños y de los argentinos”.

 

En la agenda de temas, dos en especial se destacaron. Por un lado, la situación de Venezuela, país integrante (suspendido) del bloque regional. Por el otro, el anuncio de un convenio de extradición entre los países.

 

“Compartimos la preocupación por los venezolanos y condenamos la dictadura de Nicolás Maduro. La comunidad internacional ya se dio cuenta, es un dictador que busca perpetuarse en el poder con elecciones ficticias, encarcelando a opositores y llevando a los venezolanos a la situación agónica”, dijo el Presidente argentino. Mientras que Bolsonaro mostró menor intensidad en la crítica al gobierno de Maduro. “Nuestra cooperación en la cuestión de Venezuela es el ejemplo más claro del momento. Las conversaciones de hoy con el presidente Macri sólo refuerzan mi convicción de que la relación entre Brasil y Argentina seguirá avanzando en forma correcta, en el rumbo de la democracia, la libertad, la seguridad y el desarrollo”, sostuvo.

Te puede interesar:  Una jugada, varias lecturas

 

La visita de Macri incluyó una jornada de trabajo entre ministros de ambos gobiernos, que incluyeron temas ligados al comercio, la agricultura, la industria, la energía nuclear, la cooperación militar y la seguridad de fronteras.

 

“Tuve una reunión muy positiva con Paulo Guedes. No nos conocíamos personalmente”, dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, al comentar su encuentro con el superministro de Bolsonaro. Con Dujovne participó el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica. Por su parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el de Justicia, Germán Garavano, mantuvieron reuniones con el ex juez Sérgio Moro, a cargo de ambas áreas de la parte brasileña.

Dejá un comentario




Dejá un comentario