Los mercados atentos al Brexit y a la parálisis en Washington

14 de enero, 2019

UE Gran Bretaña Brexit

 

En la semana que se inicia, más allá del impacto que puedan tener los indicadores económicos que se vayan conociendo, los mercados estarán pendientes de lo que ocurra mañana con el voto sobre el Brexit en el Parlamento británico. Mientras tanto en Washington todavía no se logra destrabar las negociaciones entre la casa Blanca y el Capitolio y partes del gobierno siguen cerradas.

 

La semana pasada cerró con un dato relevante para la economía global porque se informó que el índice de precios al consumidor en Estados Unidos subió en diciembre el 1,9% anual y por primera vez se ubica por debajo del 2% desde agosto de 2017. A su vez, la inflación núcleo que excluye a los rubros más volátiles trepó 2,2% y desde marzo oscila entre 2,1% y 2,4% lo cual demuestra que está en un nivel estable. Estos números ratifican la estrategia de la Reserva Federal y que explicitó en los últimos días su titular, Jerome Powell, de no apurarse en subir la tasa de interés. Si bien la Fed había anticipado dos incrementos este año, muchos analistas entienden que puede llegar a ser solo uno y que no sería antes de junio.

 

Mañana en Estados Unidos se conocerá el índice de precios a los productores y los analistas estiman que registraron en diciembre una suba de 0,1%. El miércoles, se publicará el Libro Beige que recopila datos e información sobre la actividad económica en los doce distritos que conforman el sistema de la Reserva Federal. El viernes, la Universidad de Michigan publicará su tradicional índice de confianza de los consumidores que en enero mostraría una leve declinación pero manteniéndose en niveles muy altos.

 

Por su parte en Europa habrá bastante información económica durante esa semana y hoy se conocerá el dato de producción industrial correspondiente a noviembre que probablemente muestre una caída. A su vez, mañana estarán los números del intercambio de bienes de noviembre que tendrá un saldo positivo. El jueves será el turno del índice de precios al consumidor armonizado entre los distintos países de la UE de diciembre que habría tenido deflación y que cerrará 2018 con una suba de 1,6%. Pero la inflación núcleo del año pasado habría sido de 1% muy lejos de la meta del Banco Central Europeo que es “cercana pero inferior al 2%”.

 

En China se conocerán hoy el resultado de la balanza comercial correspondiente a diciembre que habría arrojado un superávit de US$ de 50.000 millones que llevaría el saldo anual por encima de los US$ 300.000 millones. Se trata de un dato políticamente sensible en medio de las negociaciones con Estados Unidos por
cuestiones comerciales. Recién la semana que viene será el turno de conocer los números del sector externo estadounidense de noviembre que seguirán mostrando un desequilibrio elevado, en torno a los US$ 54.000 millones, pese al deseo de Donald Trump de reducirlo.

 

A su vez, en Japón, el jueves se conocerá el índice de precios en Japón que habría cerrado 2018 con una suba inferior al 1% mientras que el viernes estará el dato de la producción industrial de noviembre y los analistas estiman que creció 1,4% con relación al mismo mes del año pasado.

 

La región

 

En la región se destaca el índice de precios al consumidor en Argentina correspondiente a diciembre que dará a conocer el martes el Indec. En 2018 la suba habría sido superior al 48%, un porcentaje totalmente desfasado de cualquier comparación internacional. Brasil divulgará mañana los datos sobre ventas minoristas en noviembre que, según los analistas mostrarían una leve suba. El jueves el Banco Central publicará su índice de actividad económica que se elabora con una metodología distinta a la que se utiliza para calcular el PIB pero terminan coincidiendo en la tendencia.

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *