Liberan pesos, bajan la tasa y el dólar tuvo un reacción

30 de enero, 2019

tasas bolsa bonos acciones mercado financiero

 

Por Luis Varela 

 

Con las instrucciones del FMI bien fresquitas y muy preocupados por el generalizado parate económico, el Gobierno siguió tomando decisiones fuertes para intentar darle al mercado local más liquidez, con la idea de mover los negocios para que, después de un enero muy malo, se cierre un primer trimestre con mejor nivel de actividad.

 

La primera decisión clara para darle más pesos al mercado local se tomó el lunes, rechazando en la licitación de Lecap nada menos que $ 36.000 millones. Y el golpe de gracia se concretó ayer, en la licitación de Leliq, en la que vencían $ 200.000 millones, se tomaron sólo $ 15.000 millones y se dejaron a la buena de Dios nada menos que otros $ 50.000 millones de pesos.

 

Ambas decisiones, $ 36.000 millones libres de las Lecap y $ 50.000 millones libres de las Leliq, le devolvieron a bancos e inversores $ 86.000 millones en un día, que debieron empezar a tomar decisiones apuradas, para intentar encontrar soluciones posibles.

 

Ante eso, la reacción fue inmediata. El dinero disponible no optó comprar bonos ni acciones, ya que al final del día esos dos mercados terminaron con pocos negocios. La mayor parte de esos fondos buscó refugio en la tasa de interés, tanto que la tasa mínima de ese canal tuvo al nivel más bajo en cinco meses, y una parte relevante optó por volver al dólar, por lo que el billete recuperó algo, nada demasiado.

 

Resultado, por plazos fijos los bancos terminaron pagando una tasa de apenas el 42% anual en las posiciones menores, es decir la tasa de interés de los últimos cinco meses. Al tiempo que el Banco Central profundizó la baja de la tasa de las Leliq: la achicó del 56,3% al 55,64% anual.

 

Donde se vio un movimiento mayor fue en el mercado de cambios. Después de la discutible decisión de Donald Trump de trabarle los pagos a Petróleos de Venezuela, hubo una masiva baja del dólar contra casi todas las monedas del mundo, nada importante pero baja al fin, y la única moneda que no cedió ante el billete verde fue la libra esterlina.

 

Con la baja de ayer el dólar se colocó en la canasta promedio en el nivel más bajo desde septiembre del año pasado, y hay crecientes expectativas porque hoy en Washington continuarán las negociaciones entre China y Estados Unidos.

 

También hay expectativa por la decisión que anuncie hoy la Reserva Federal. Se espera que la Fed no realice ninguna suba en su tasa de interés por lo menos hasta junio de este año. Esto beneficiaría a los mercados emergentes, y por eso el dólar estuvo hacia abajo ayer tanto en Brasil, como en Chile y en México.

 

En Buenos Aires, en cambio, debido a la liberación de pesos y a la baja en la tasa de interés, el dólar recuperó luego de varias ruedas con tendencia entre a la baja o lateral.

 

El tipo de cambio minorista oficial subió 45 centavos hasta $ 38,60, el blue subió 25 centavos hasta $ 38,50, y hubo un salto de 55 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 37,70, por lo que se colocó 11 centavos por debajo del piso de la banda.

 

Detrás de esa variación, y por los movimientos internacionales, el resto de las monedas, medidas en pesos, también subieron: el euro subió 61 centavos hasta $ 43,04, la libra subió 39 centavos hasta $ 49,26 y el real subió 25 centavos hasta $ 10,12.

 

De manera completamente inesperada, la liberación de los pesos y la baja de la tasa de interés, no ayudó a los bonos. Mientras hubo una consistente suba para los bono de Brasil y de Grecia, los bonos argentinos subieron, 0,3%, pero con un volumen de operaciones nada destacado.

 

El 80% de lo operado en bonos se transó en apenas dos papeles: AY24 65% y AO20 14%. Y en los extremos hubo subas del 2% al 3,5% para los bonos AA25D, AA25, PARP y PUO19. Y bajas del 1% al 2,7% para los bonos TVPP, PUM21, A2E2D, BPMDD, PARYD y TVPAD. Donde sí hubo sonrisas fue en la Bolsa: con apenas $ 577 millones operados, la Bolsa de Buenos Aires logró subir otro 1,9%, por lo que se convierte tanto en pesos como en dólares en la que más sube en el mundo en lo que va de este año. Esto sucede luego de un 2018 terrorífico en el que las acciones perdieron más del 50% de su valor.

 

El 80% de lo operado en acciones se transó en diez papeles: G.F. Galicia concentró el 18% de los negocios totales, BYMA tuvo el 12% de las operaciones, con YPF y Petrobras Brasil logrando el 10% de los negocios cada una.

 

En los extremos se vieron subas del 2,5% al 5,5% para Banco Macro, Aluar, Garovaglio, Caputo, YPF, Petrobras Brasil, Central Puerto, Molinos, Consultatio, Fiplasto, Cablevisión y TGN. Con un desplome del 12,4% para Petrolera del Conosur (por el bloqueo de Trump) y bajas del 1,5% al 3,3% para Polledo, Rosenbusch, Ferrum, Ledesma y Boldt.

 

Finalmente, en las commodities se observó un posicionamiento en general hacia arriba. Se anotó una nueva suba del 1,9% para el petróleo que volvió a los US$ 53, desde los US$ 45 del cierre de diciembre. Los metales preciosos mejoran: la onza de plata subió 0,6% y el oro trepó oro 0,7%. Los metales básicos también estuvieron en alza: el níquel subió 2,5%, el aluminio ganó 1,7% y el cobre mejoró 1,3%. Los granos en Chicago en cambio estuvieron a la baja: el trigo perdió 1,3%, el maíz achicó 0,9% y la soja bajó 0,5%. En Rosario hubo un salto del 3,4% para el trigo y baja del 0,6% para la soja y del 0,4% para el maíz. Y siguieron las bajas para del bitcoin y el resto de las criptomonedas.

 

Hoy tendremos seguramente una rueda intensa. El jueves es fin de mes y los inversores en general deciden cambios importantes por cuestiones impositivas. Veremos hasta qué nivel se deciden los cambios de posición.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Espacio patrocinado





Dejá un comentario