Ventas en shoppings cayeron 16,3% y en supermercados, 12,5%

24 de enero, 2019

El consumo fundió motores en 2018 y fue atacado por una “triple Nelson”. Por eso, las cifras que entregó ayer el Indec (referidas a noviembre pasado) no fueron casuales. Por un lado, las ventas reales en shoppings se desplomaron 16,3% respecto del año anterior y, en el acumulado hasta ese mes, las ventas reales en shoppings caen 0,8%.

 

Las ventas en la comparación real a precios constantes (teniendo en cuenta la inflación) disminuyeron 16,3% respecto al 2017.

 

El rubro más golpeado por la baja del consumo fue electrónicos, electrodomésticos y computación, que mostró retrocesos tanto en el Gran Buenos Aires (-14,2%) como en la Ciudad (-4,3%) en términos nominales. Si bien el resto de los rubros mostraron incrementos en las ventas, los porcentajes no llegan a compensar el nivel de la inflación de 47,6% en 2018.

 

A la vez, la encuesta en supermercados mostró que las ventas a precios constantes sumaron un total de $24.884,9 millones en noviembre, lo que representa una caída del 12,5% respecto a noviembre de 2017.

Te puede interesar:  Hacienda pagó más de 6% para las Letes de diciembre

 

El 98,3% de las ventas totales fueron realizadas físicamente en los supermercados mientras que las ventas online, que representan 1,7% del total, tuvieron un incremento de 52,5% respecto al año anterior.

 

En cuanto a los medios de pago, predominan los pagos con tarjetas de crédito (37,4%) que fue ron los que evidenciaron un mayor incremento respecto al año anterior, seguidas por el efectivo (34,4%) y el débito (24,8%).

 

El cuanto al personal ocupado por los supermercados, en noviembre descendió 0,5%. Fue de 97.672 asalariados, lo que representa una caída de 3,1% respecto al 2017.

 

Los autoservicios mayoristas, por su parte, registraron una caída en las ventas de 14,7% interanual, facturando un total de
$3.817,1 millones en el anteúltimo mes de 2018.

 

 

¿Cómo sigue?

 

“Las bajas pronunciadas de estos dos últimos meses resultan esperables, dado que octubre y noviembre fueron el piso en la caída de los ingresos”, dijeron en LCG y agregaron: “El 2018 cerrará con un importante deterioro del consumo privado, que según el dato de las cuentas nacionales se ubica, en el último trimestre de 2018, 6,2% por debajo del primer trimestre (previo a la crisis). Si bien resulta inferior a la caída que acumuló en la recesión de 2014, dado que los indicadores de avance muestran que seguirá en retroceso, es alta la probabilidad que supere esos registros”.

Te puede interesar:  El costo de la construcción aumentó 2% en abril

 

¿Cómo sigue? Para los meses siguientes, hay varios factores que se espera que jueguen a favor de la recuperación del consumo, entre ellos, la estabilización cambiaria. Tal como pronostica la consultora, “las nuevas paritarias y el ‘arrastre’ que implican las cláusulas de revisión aplicadas a fines de año darán aire a los ingresos”. A su vez, “la recuperación real de las prestaciones de la Anses se demorará un poco más, dado que, desaceleración de la inflación interanual mediante, mostrará variaciones interanuales positivas recién durante los últimos meses del año”.

 

Dejá un comentario




Dejá un comentario