Más presión global contra el régimen de Maduro

24 de enero, 2019

Nicolas Maduro Venezuela

Con un respaldo internacional sincrónico, el legislador Juan Guaidó se autoproclamó ayer como Presidente Encargado de Venezuela. Lo hizo en Caracas ante miles de simpatizantes reunidos para pedir la renuncia del presidente Nicolás Maduro, que asumió días atrás un nuevo mandato y denunció un intento de golpe de Estado.

 

Poco después, el presidente de EE.UU. Donald Trump reconoció a Guaidó como encargado interino del país, informó Reuters y siguieron sus pasos Argentina, Perú, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala y Paraguay, entre otros países. “Todas las opciones están sobre la mesa”, dijo Trump ante periodistas.

 

Desde Bruselas, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, puso de relieve el “mandato democrático” de Guaidó, y sostuvo que, “a diferencia de Maduro, la Asamblea parlamentaria tiene un mandato democrático de los ciudadanos venezolanos”.

 

Luego, ante miles de seguidores, Maduro dijo que se quedará en su puesto y denunció un intento de desbancarlo orquestado por EE.UU. y rompió relaciones diplomáticas y políticas con Washington. Sin embargo, también circulaba información anoche sobre una posible renuncia de Maduro.

 

“¿Podemos los venezolanos calarnos que desde Washington pretendan imponerle presidente a Venezuela? Es una gravísima insensatez del Gobierno de Donald Trump contra Venezuela”, gritó Maduro y dio 72 horas para que el personal diplomático estadounidense abandone su país.

 

Aunque Maduro no estuvo acompañado de ningún alto mando militar en su discurso, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, escribió en Twitter que las Fuerzas Armadas desconocen a un presidente “autoproclamado al margen de la ley”, consignó Reuters. Una figura clave en la nueva etapa será Diosdao Cabello, el histórico vínculo del chavismo con las Fuerzas Armadas. Una posible sublevación es un escenario que no debe descartarse.

 

La Constitución de Venezuela establece que, ante un vacío de poder presidencial —que es el argumento que esgrime la oposición venezolana—, es el jefe del Parlamento quienasume el cargo.

 

La oposición y buena parte de la comunidad internacional no reconocen el triunfo de Maduro en las elecciones de mayo de 2018 por considerar que no dieron garantías democráticas para que pudieran presentarse sus rivales y desafiarlo.

 

El juramento de Guaidó se produce en medio de un resurgimiento del liderazgo opositor y del regreso masivo de sus seguidores a la calle y una suma de muertos que ya ascienda a más de diez10.

 

“Ellos saben que en el marco de la Constitución no pueden hacer lo que están haciendo”, dijo Cabello. “No nos importa lo que diga el imperio, no nos importa lo que diga la Unión Europea”, afirmó.

 

Los gobiernos de México, además de los aliados Bolivia y Cuba, respaldaron a Maduro, mientras que Uruguay se expresó en una dirección similar. Más allá de la región, Maduro recibió el apoyo de Rusia y Turquía, entre otros países.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario


Dejá un comentario