En busca de una tercera opción

16 de enero, 2019

Reunión de Lifschitz y Alfonsín

 

La mayoría de las encuestas marcan la presencia de dos espacios predominantes en el mapa nacional. Por un lado, el oficialismo de Cambiemos. Por el otro, el kirchnerismo. Pero lejos están de abarcar todo el espectro político. Un masa heterogénea de voluntades, descontentas con la gestión del presidente Mauricio Macri pero reacia a inclinarse por la senadora nacional Cristina Kirchner aparece como apetecible voto a conquistar. Voluble, independiente, móvil. Este segmento se encuentro sin representación política y cuesta cuantificarlo. Sergio Massa se mostró como emergente de esa tercera vía en 2015 e insiste por volver a intentarlo. Con menos posibilidades, quizá. Mientras la búsqueda encuentra varios callejones sin salida.

 

En las últimas semanas, el nombre de Roberto Lavagna apareció como alternativa posible. Que el propio Lavagna, a diferencia de otras ocasiones, trató de refrendar. Primero con un almuerzo frugal con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz. Ayer con otro encuentro con el presidente del bloque Argentina Federal en el Senado de la Nación, Miguel Angel Pichetto. Ambos en Cariló donde el economista pasa sus vacaciones y donde atiende a los dirigentes del espectro opositor no kirchnerista que pretenda verlo. “Hoy me reuní con Roberto Lavagna para conversar de política, economía y el escenario electoral que se avecina. Coincidimos en la necesidad de construir grandes acuerdos nacionales para trabajar junto con diferentes fuerzas políticas para sacar al país adelante entre todos”, sostuvo Pichetto a través de las redes sociales como complemento de las fotografías que circularon.

 

Lavagna se resguarda en el silencio. Como acostumbra. Y deja que otros hablen por él. Por caso, Lifschitz, que anticipó que el exministro de Economía de Eduardo Duhalde estaría dispuesto a dar pelea en las presidenciales para ofrecer esa alternativa integrada por sectores del peronismo no kirchnerista, pero también por sectores progresistas. El socialismo santafesino, entre ellos. Mientras que también sectores del Frente Renovador expresaron su eventual apoyo o simpatía. La imagen de Lavagna, según algunos sondeos, resulta aceptable y para entusiasmar, pero esto no necesariamente se traduce en intención de votos o en adhesiones concretas.

 

Lifschitz, en ese sentido, es uno de los más activos. Ayer compartió reunión con Ricardo Alfonsín, dirigente radical, descontento con la marcha de Cambiemos y con el rol de su partido en la coalición. Alfonsín pide primarias para definir la candidatura presidencial del oficialismo, con Martín Lousteau como contrincante del presidente Macri y, a su vez, genera gestos hacia fuerzas opositoras afines. Sus encuentros con el gobernador socialista son habituales. “Después de reunirme con Alfonsín tengo la certeza, una vez más, de que es posible construir un gran espacio de unidad nacional para volver a poner a la Argentina en el camino del desarrollo con inclusión social. Hay esperanza”, sostuvo el mandatario santafesino, sin reelección en su provincia y con ganas de dar el salto al escenario nacional, en una posible fórmula. “Coincidimos en la necesidad de profundizar los consensos y terminar con la grieta para hacer frente a los desafíos del país: la inflación, la productividad, el empleo, la recuperación del mercado interno y la modernización social”, fue la respuesta del radical, luego del encuentro, también a través de las redes sociales.

 

Otros dos dirigentes con pretensiones en el arco opositor no kirchnerista son el mencionado Massa y el gobernador de la provincia de Salta, Juan Manuel Urtubey. Massa sigue activo, con recorridas regulares. Por el interior de la provincia de Buenos Aires, sobre todo. Pero también por el interior del país. Ayer, por caso, estuvo en Mendoza, con productores vitivinícolas. Buscando aliados posibles. Y con una impronta virtual más activa. Se graba a sí mismo en sus recorridos y tiene cierto impacto en las redes sociales. No siempre positivos.

Te puede interesar

Dejá un comentario


Dejá un comentario