En 2019, el mundo sería más amigable con la economía de Argentina

24 de enero, 2019

macri mundo

Por Manuel Alvarado Ledesma Profesor de Agronegocios de UCEMA

 

Es curioso. Algo está pasando sin ser advertido. En las últimas semanas, la corriente de dinero a nivel global viene mostrando un dirección diferente. De a poco, los fondos están saliendo de las economías más avanzadas, para dirigirse hacia las emergentes.

 

Como se sabe, entre mayo y octubre del año pasado, los fondos optaron por abandonar los países emergentes para ir a lo seguro, en lo que se conoce como “vuelo a la calidad”. Pero, al mirar las estadísticas, a partir de noviembre puede apreciarse como la dirección de la corriente se va modificando. Ahora, las economías emergentes han pasado a ser grandes receptores de fondos,. Claramente, estamos frente a un proceso de reflujo de fondos.

 

A principios de diciembre del año pasado, las acciones, monedas y bonos de las economías emergentes habían llegado a una suerte de piso y, desde fines de ese mes, la taba comenzó a darse vuelta.

 

Para visualizar el fenómeno vale dirigirse al Indice de Mercados Emergentes (MSCI), que mide el comportamiento de los activos financieros a nivel mundial. Desde que comenzó el año, se advierte una suba de los valores de las monedas emergentes, incluso del peso argentino.

 

En la actualidad, los inversores tienen una percepción de riesgo geopolítico y económico global, que les lleva a interesarse menos por valores de países como EE.UU. Al respecto, vale destacar cómo ha evolucionado el rendimiento de la deuda a 10 años del Tesoro de ese país. En noviembre estaba en 3,20% anual y ahora se ubica en 2,70%. Sin duda, el atractivo es menor.

Te puede interesar:  Días inquietantes

 

Seguramente, el disparador fue la actitud de la Reserva Federal. ¿A qué me refiero? A que la entidad pospuso las proyecciones de alzas de tasas de interés y de crecimiento económico. Esto implica un alivio para los emergentes, en lo concerniente a sus deudas en dólares.

 

Para mejor, el último comunicado de la Reserva Federal revela una pausa en el proceso de incremento de la tasa de interés. Se trata de una disminución del ritmo de suba de tasas en Estados Unidos.

 

No hace mucho, Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, mostró su preocupación por ser muy cauteloso en el aumento de la tasa de interés. A su vez, Janet Yellen, la anterior autoridad de la Reserva, en un reciente discurso dijo que “es muy posible que el registrado sea el último aumento de tasa de este ciclo”

 

Por ello, no debe llamar la atención de que el dólar se muestre más débil respecto a gran cantidad de monedas. Desde el 10 de diciembre pasado, el Indice Dólar (que mide el valor del dólar con relación a una canasta de monedas) muestra una línea descendente. Un dólar menos fuerte en el mundo estimula la demanda de commodities agrícolas y, por ende, empuja los valores de éstos.

Te puede interesar:  La suba del dólar complicará la desinflación antes de las elecciones

 

Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta para el presente año un crecimiento para los países avanzados de tan sólo 2,0%. En cambio, para los países emergentes y en desarrollo, tiene una expectativa de 4,5%, con India (7,5%) a la cabeza de los que más altos coeficientes muestran.

 

Un dato interesante es la expectativa de gran parte de los operadores financieros a nivel global. Ellos se muestran optimistas pues creen que el valor del peso, así como de los bonos argentinos, tendrán un acentuado estímulo por los logros alcanzados durante el año pasado a nivel fiscal, en el marco del acuerdo con el FMI. Por ello, Argentina, hoy por hoy, parece ubicarse en los primeros lugares, en este reflujo de fondos. En la medida que este proceso virtuoso se pronuncie, mejor será el año para nuestro país.

 

Pero, recién estamos en enero…habrá que ver como sigue esta historia.

 

Las opiniones expresadas son personales y no necesariamente representan la opinión de la UCEMA

RelatedPost

Dejá un comentario




Dejá un comentario