El BID aportará fondos para impulsar 32 startups científico tecnológicas

16 de enero, 2019

Más emprendimientos científicos BID

 

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aportará US$ 3 millones al desarrollo de emprendimientos científico tecnológicos en la Argentina. Lo hará mediante la inversión en el fideicomiso financiero Cites I.

 

El nuevo vehículo de inversión forma parte de los proyectos que el Gobierno prepara junto al BID y se concretará a través del Fomin (Fondo Multilateral de Inversiones, el laboratorio de innovación del organismo multilateral).

 

La capitalización objetivo del fideicomiso es de US$ 24 millones. Con ellos se respaldará el proceso de company building/aceleración, invirtiendo en hasta 32 empresas emergentes en etapas tempranas, tal como informó Télam.

 

El proyecto contempla apoyar a compañías basadas en tecnologías disruptivas, con propiedad intelectual sólida y oportunidades de expansión global.

 

Serán elegibles empresas “capaces de abordar problemas sociales y/o medioambientales de forma sustentable”. También podrían ser seleccionadas firmas relacionadas a tecnologías médicas, 3D y big data; tecnologías para el agro, la agroindustria y los alimentos; inteligencia artificial; energías renovables; tecnologías aeroespaciales, para el desarrollo de moléculas y para las finanzas, entre otros campos.

 

Cites apoya a emprendedores científico tecnológicos de todo el país desde 2014 en sus sedes de Sunchales (Santa Fe), Bariloche (Río Negro) y Buenos Aires. El principal promotor e inversor ancla del nuevo fideicomiso será Sancor Cooperativa de Seguros.

 

Para el Fomin, la inversión en Cites I “es innovadora y estratégica”, principalmente porque “se trata de uno de los primeros vehículos de inversión, no sólo de Argentina sino de América Latina y el Caribe”, con un programa orientado “a un nicho de mercado hasta ahora prácticamente desatendido”.

 

La documentación del BID recuerda que en la Argentina se aprobó en 2017 la Ley de Apoyo al Capital Emprendedor para favorecer proyectos de alto impacto de perfil científico tecnológico. Asimismo, numerosas universidades y centros de investigación “han venido registrando avances incipientes, mediante aceleradoras y otras estructuras que propician la creación de startups”.

 

Por otra parte, el organismo reconoce el “alto riesgo como inversión” en el sector, aunque resalta que “posee un potencial de alto retorno, basado en la disrupción de sus tecnologías y potencial escala e impacto social y económico”.

 

“El proyecto es relevante por las enormes oportunidades de aprendizaje y el potencial efecto de demostración en el resto de la región, y brindará capital inteligente a startups, acompañándolas en su proceso de crecimiento y escala”, concluye el BID.

 

Dejá un comentario




Dejá un comentario