Cortocircuitos por obras entre Casa Rosada y Bordet

21 de enero, 2019

 

Gustavo Bordet es uno de los gobernadores que mejor relación ha tenido con la Administración Nacional. Incluso participó de giras con el presidente Mauricio Macri y con alguno de sus ministros. Y se mostró durante buena parte de la gestión de Cambiemos propenso al diálogo y la negociación. Pero este fin de semana una serie de declaraciones cruzadas pusieron en entredicho la relación. Las inundaciones que azotan al litoral argentino, la ayuda necesaria y la falta de obras para paliar sus efectos generó un duelo verbal entre funcionarios de ambos estados.

 

El disparador del cruce fue un informe periodístico de diario Uno de Paraná que señalaba la falta de cumplimiento de la Casa Rosada en la construcción de viviendas para afectados de las inundaciones. La fuente principal era el gobierno de Bordet. “Sólo se construyeron 14 viviendas para inundados de las 1.817 que Macri anunció en 2016”, se tituló el informe. Y desde la Nación llegó la respuesta, a cargo del secretario de Vivienda, Iván Kerr. El funcionario aseguró que “el Instituto de Vivienda de Entre Ríos es el principal responsable por la falta de obras” y lamentó que el titular de ese ente autárquico provincial, Marcelo Casaretto, no esté dispuesto a trabajar con Nación “poniendo a la gente de rehén de su interés político”. “El Estado Nacional le solicitó a la provincia que adjudique viviendas que ya estaban en ejecución para resolver la situación de emergencia pero tanto el director del instituto como el gobernador se negaron”, cuestionó Kerr en duros términos. Mientras que desde la Secretaría de Infraestructura y Política Hídrica, Pablo Bereciartúa, sostuvo que la Nación lleva a cabo el plan de infraestructura “más importante de la Historia” después de “décadas de falta de inversión y planificación”.

 

“Es muy sencillo ver que las viviendas para emergencia hídrica fueron prometidas por (Mauricio) Macri a inicios de 2016 y que asumí en el IAPV a fines de 2017. O sea más de un año y medio, casi dos años después de prometidas, retrucó el funcionario de Bordet. Y agregó: “Parece que a los funcionarios nacionales les ha dolido el informe realizado por un diario de Entre Ríos. Tendrían que anunciar cuándo van a terminar esas viviendas en vez de buscar cruces políticos entre dirigentes”.

 

También el gobernador chaqueño Domingo Peppo se refirió a los desafíos que generan las inundaciones en el litoral, pero sin cruces con la Casa Rosada. Señaló que “el daño causado por las lluvias es enorme”, sostuvo. Y describió el pedido de ayuda nacional al presidente Mauricio Macri, el miércoles, cuando vino a recorrer áreas afectadas. “Las obras hídricas prioritarias, para las que buscamos garantías a nivel nacional, para asegurar el financiamiento federal o de organismos multilaterales de crédito, son de alrededor de $3.300 millones”, precisó el mandatario. En Santa Fe, otra provincia con dificultades, en tanto, los reclamos fueron del senador nacional hacia la administración provincial de Miguel Lifschitz. “Lo que no se termina de entender son los niveles de pérdida que tenemos año tras año por no tener estas obras, por pensar en la cantidad de habitantes o en el padrón electoral”, sostuvo, en alusión a que la región norte de la provincia, la más despoblada, es la que más problemas ha tenido.

RelatedPost

Dejá un comentario




Dejá un comentario