Bolsonaro prepara debut global

15 de enero, 2019

Bolsonaro

 

Jair Bolsonaro aspira a tener un gran debut en la escena internacional cuando se presente en el Foro Económico Mundial que comenzará el 22 de enero en Davos.

 

Como señaló ayer en Twitter, considera que será una gran oportunidad para presentar “un Brasil diferente, libre de amarras ideológicas y de una corrupción generalizada”. Los antecedentes enseñan que Davos es siempre una buena tribuna para los jefes de Estado que iniciaron recientemente sus mandatos.

 

En un mensaje posterior, manifestó su deseo de fomentar un comercio internacional “basado en el libremercado y los acuerdos bilaterales”. Esa visión no es nueva porque Bolsonaro pretende que Brasil tenga libertad para hacer acuerdos bilaterales y para ello buscará que se dejen a un lado las restricciones que impone el Mercosur.

 

Ese será uno de los temas que Bolsonaro la planteará a Mauricio Macri cuando se encuentre mañana en Brasilia. El presidente de Brasil dejó en claro hasta ahora que la relación con Argentina no ocupa un lugar prioritario en su agenda. Esa actitud no causa sorpresa porque el intercambio bilateral fue perdiendo volumen pero deberá hacer equilibrio porque el superávit con Argentina explicó en los últimos años el 15% del saldo comercial favorable de Brasil con el mundo. Además, es un destino relevante para sus exportaciones industriales como, por ejemplo, las de la industria automotriz dado que el 70% de los autos que envía al exterior tienen como destino al mercado argentino.

 

El vínculo con Washington Pero la gran apuesta de Bolsonaro es construir una alianza sólida con Estados Unidos. La relación entre ambos países siempre fue importante y se expresó en buenas relaciones personales entre los presidentes como ocurrió con Bill Clinton y Fernando Henrique Cardoso y entre Lula y Barack Obama. Sólo hubo cortocircuitos con Dilma Rousseff por el supuesto espionaje al gobierno de Brasil por parte de la Agencia de Seguridad de Estados Unidos.

 

Bolsonaro dice todo lo que Washington quiere oír de un presidente de esta región: fuerte ataque a Venezuela, cuestionamientos a China, traslado de la Embajada ante Israel a Jerusalén y posible alejamiento (ayer desmentido) del Acuerdo de París sobre cambio climático. Llegó, incluso, a hablar de la posibilidad de que se instale una base militar estadounidense en territorio brasileño pero las resistencias internas lo hicieron desistir de esa iniciativa. Por otra parte, es conocida la visión muy favorable a las políticas de Trump que tienen muchos funcionarios brasileños empezando por el canciller Ernesto Araújo

Dejá un comentario




Dejá un comentario