La Corte dividida: preocupa el caso Blanco

6 de diciembre, 2018

 

La seguidilla de fallos clave ya comenzó. El 27, días antes del inicio del G20, la Corte Suprema decidió que los jueves incorporados a partir del 1º de enero de 2017 comiencen a pagar impuesto a las Ganancias. Por unanimidad, pero con interpretaciones distintas en los casos de Carlos Rosenkrantz y Elena Higton de Nolasco, que “dejaron a salvo el derecho del que gozan los magistrados de plantear ante la Justicia sus agravios respecto de lo que consideren ser sus derechos”. Y anteayer, la Corte dejó sin efecto la posibilidad de que se aplique el beneficio del 2×1 a responsables de crímenes de lesa humanidad, con el voto en disidencia de Rosenkrantz, presidente del tribunal.

 

Próximos fallos

 

En el horizonte, el 11 dictará sentencia sobre la constitucionalidad de la ley de lemas en la provincia de Santa Cruz y el 18 se expedirá respecto del ya famoso Caso Blanco, que podría beneficiar a más de 150.000 jubilados, si la Corte confirma la sentencia de los jueces Luis Herrero y Carmen Dorado de la Sala II de la Cámara de la Seguridad Social. El fallo preocupa mucho a la Casa Rosada por las erogaciones que podrían significar para las arcas públicas, en un contexto recesivo y  búsqueda de déficit cero para 2019.

 

En los pasillos de los tribunales de la calle Talcahuano son conocidos los receles entre Rosenkrantz y su antecesor en la presidencia del tribunal, Ricardo Lorenzetti. La dirección del Centro de Información Judicial (CIJ) fue el detonante. “No hay conflictos internos. Es un organismo que tiene cinco ministros, que muchas veces tenemos visiones diferentes acerca de lo que debe hacerse, que defendemos nuestras ideas con bastante convicción y vehemencia”, dijo Rosenkrantz para calmar los ánimos. Mientras el Gobierno se inquieta y espera el fallo.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *