La caída de la industria no se frena y pierde peso en la economía

7 de diciembre, 2018

argentina se desindustraliza

 

Por Alejandro Radonjic 

 

La industria atraviesa un momento muy complejo y todos sus motores de demanda, sobre todo los locales, están averiados. El último dato oficial disponible corresponde a octubre y muestra una retracción interanual de 6,8% de los niveles de producción, con algunos sectores cayendo más de 20% y con muy pocos en números verdes.

 

El 2018, así, cerraría 3% debajo de 2017 (también hubo caída en 2016), y el 2019 no traería mejores novedades. La única esperanza es un repunte de las exportaciones por una mayor tracción brasileña y la mejora del Tipo de Cambio Real (TCR), aunque no compensarían la caída del mercado interno. Los eslabonamientos de Vaca Muerta también podrían ayudar.

 

A nivel estructural, preocupa que la industria pierda peso en la estructura económica, algo que está ocurriendo porque el sector cae más que la economía en su conjunto. “Y pierden peso los de mayor valor agregado”, dice Martín Alfie (foto) ante El Economista. Entre otros, menciona a la metalmecánica, los bienes de capital, el complejo farmacéutico y la industria vinculada al complejo nuclear.

 

Volviendo al corto plazo, el panorama de 2019 no pinta como halagüeño. En rigor, un informe de Radar Consultora, al que tuvo acceso El Economista, avizora una caída de 4% para la industria en 2019. Es decir, el sector caería en tres de los cuatro años del periodo de Cambiemos.

 

“El principal factor que complicó a la industria durante 2018 fue la situación de incertidumbre permanente y falta de previsibilidad que atravesó la economía desde abril en adelante. Para 2019, las dudas siguen vigentes. El elevado riesgo país es una señal de que la incertidumbre financiera continúa presente”, dicen desde Radar.

 

“La industria ocupa un rol menor para Cambiemos”, dice Alfie ante El Economista. “Según Cambiemos, el sector no tiene ningún
atributo en particular que lo haga merecedor de ser desarrollado”, agrega

 

“En 2019, el mercado interno seguirá debilitado, por lo menos durante la primera mitad del año. Los sectores que pueden llegar a traccionar la actividad (agro, Vaca Muerta) y cierto repunte de las exportaciones no lograrán compensar la caída del consumo y la inversión”, agregan y dicen que si bien la suba del dólar dio aire cambiario también implicó mayores costos. A la vez, “la fuerte contracción monetaria genera problemas de liquidez, quiebres en las cadenas de pago y dificultades financiamiento del capital de trabajo”.

 

POR SECTORES

 

  • La industria alimentaria. Dice Radar: “El panorama es neutro: estimamos un estancamiento de la industria alimenticia en términos agregados, con mejores perspectivas para aquellas ramas con mayor salida exportadora (carne vacuna, complejo oleaginoso), y peores para los que tienen una mayor dependencia del mercado interno (alimentos procesados, bebidas, carne aviar)”.

 

  • Calzado, textil y marroquinería. Dado que estos sectores se encuentran vinculados a la evo
    lución del poder adquisitivo y el mercado interno, las perspectivas siguen siendo negativas. Todo indica que la crisis del sector se extenderá y profundizará, por lo menos, hasta mitad de 2019. A partir de entonces, si el salario comienza a recuperar terreno, podría detenerse la caída. “Lo más probable es que se sigan registrando caídas de gran magnitud en el sector, se sostenga la destrucción de empleo y el cierre de empresas y plantas productivas en todo el país”, dice Radar.

 

  • Metalmecnánica. “Las perspectivas del sector metalmecánico para 2019 son negativas a nivel agregado. En efecto, según Adimra, apenas el 19% de los empresarios encuestados en el tercer trimestre espera que su producción aumente en los próximos meses, mientras que el 51% espera bajas. Durante el mismo período del año pasado, los porcentajes eran 45% y 16%, respectivamente”, según Radar.

 

  • Complejo automotor. Las perspectivas del sector son de una profundización de la dinámica observada durante los últimos meses: fuertes caídas de las ventas al mercado interno y recuperación de las exportaciones. “El resultado final dependerá, básicamente, de la intensidad de ambos factores”, concluye el reporte.

 

  • Insumos básicos. Teniendo en cuenta la evolución de los últimos meses y las perspectivas recesivas para la economía, “el panorama para las ramas de insumos básicos es negativo, como consecuencia del mal desempeño de los sectores demandantes”, opinan desde la consultora. Aluminio, química y petroquímica, insumos para la construcción y siderurgia son algunos de sus subsectores.

 

  • Madera y muebles. “Las perspectivas para 2019 son negativas”, dice Radar. La combinación de tasas altas, caída del consumo y de la construcción hacen prever un año de contracción económica. El único rubro que puede mostrar ciertas subas es aquel vinculado a la exportación de madera de pino y eucaliptus, siendo EE.UU. el principal destino.

 

  • Farmaceútica. Las perspectivas para 2019 también son negativas: más allá de algunas empresas en particular, dice el reporte, las exportaciones no llegarán a sopesar la baja del mercado interno.

 

  • Industria gráfica. Al igual que el resto de los sectores vinculados al consumo interno, las perspectivas son negativas. Todo indica, como se analizó en otros apartados, que los sectores demandantes de la industria gráfica seguirán cayendo en 2019. En tanto, según la Cámara Argentina del Libro (CAL), el 76% de las empresas editoriales esperan que el sector en 2019 esté “peor” o “mucho peor”.

 

  • Química de consumo. El sector que engloba a la higiene y cuidado personal y los productos de limpieza, entre otros, tampoco tiene grandes esperanzas “debido a la persistencia de la inflación y la debilidad que presentará el consumo masivo durante 2019”.

 

  • Juguetes. El sector encara el 2019 con menor pesimismo que otras industrias, dice Radar, “debido a que viene sosteniendo las ventas en unidades en los últimos años”.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *