Cañonero: “Hay una estabilidad monetaria que no se veía hace tiempo”

5 de diciembre, 2018

Cañonero BCRA

El vicepresidente del BCRA, Gustavo Cañonero, defendió hoy el esquema monetario implementado a partir de fines de septiembre. Aseguró que los resultados fueron muy buenos y hay una estabilidad cambiaria que no se veía hace tiempo.

 

En la apertura del seminario Perspectivas Económicas 2019, organizado por la revista especializada Bank Magazine en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Cañonero dijo que dicho esquema permitió encauzar una situación que estaba perdiendo el control. Subrayó que en el organismo “están muy contentos con haber podido controlarla” y puso de relieve que “se logró cumplir la meta de base en octubre y se sobrecumplió en noviembre”.

 

Al respecto, el funcionario destacó que “hay una estabilidad que no se veía hace tiempo en el tipo de cambio”, y anticipó: “Todo pareciera indicar que noviembre va a reflejar una nueva baja de inflación”.

Te puede interesar:  Cristina vice, ¿empuja o arrastra al mercado?

 

Si bien aclaró que nada quitará la cautela del BCRA, se mostró satisfecho con los resultados tras el esfuerzo realizado por el organismo.  En ese sentido subrayó que “los apuros nunca terminaron bien”, con lo cual consideró que “es mejor mantener la cautela y el asunto bajo control”.

 

“Tenemos un esquema que trata de incorporar las realidades argentinas y la forma de percibir los riesgos monetarios que vivimos en el país”, afirmó Cañonero y sostuvo: “Estamos cumpliendo con nuestra palabra y eso está teniendo efecto”.

 

Aseguró que desde el BCRA se va a anticipar todo lo posible de su accionar y aclararán los movimientos a futuro. Remarcó que, ante la duda, primará la cautela.

 

Si bien el funcionario precisó que “en las últimas dos semanas el BCRA absorbió más Leliq que las que vencían”, también subrayó que “así y todo se logró bajar la tasa de interés”.

Te puede interesar:  El mercado valora la moderación, pero también duda (más) por la reelección de Macri

 

Cañonero también indicó que el nuevo esquema anunciado el 26 de septiembre no es representante de la modernidad monetaria, pero sí tiene algunos elementos claves para esta etapa de la Argentina, después de dos corridas cambiarias y una gran inestabilidad.

 

“Para el BCRA el desafío era presentarle a la sociedad algo que supliera las dudas que había en ese momento”, explicó el vicepresidente y puntualizó que era preciso demostrar “la capacidad de la autoridad monetaria para contener la inflación”. Sostuvo que es un esquema muy simple y austero pero muy contundente, porque con su aplicación el BCRA se compromete a controlar lo que puede controlar.

 

Dejá un comentario




Dejá un comentario